Recomendados

jueves, 28 de abril de 2011

RAMÓN CÉSAR BEJARANO - SÍNTESIS DE LA GUERRA DEL CHACO / Editorial Toledo, Asunción - Paraguay, 1982.








SÍNTESIS DE LA GUERRA DEL CHACO
Gral. Bgda. (SR)
Homenaje al Cincuentenario de la Defensa del Chaco Paraguayo
SERIE GUERRA DEL CHACO N°- 8
Editorial Toledo
Asunción - Paraguay
1982

INDICE

1. ANTECEDENTES
2. ESTALLA EL CONFLICTO EN PITIANTUTA
3. PARAGUAY RECAPTURA BOQUERÓN
4. MARCHA HACIA SAAVEDRA
5. PRIMERA OFENSIVA BOLIVIANA SOBRE NANAWA
6. BATALLA DE TOLEDO
7. REPLIEGUE DE LA 1A. DIVISIÓN PARAGUAYA
8. ATAQUES BOLIVIANOS EN ABRIL DE 1933
9. TERCER ATAQUE A HERRERA
10. SEGUNDA OFENSIVA BOLIVIANA SOBRE NANAWA
11. LIMITADA OFENSIVA PARAGUAYA EN GONDRA
12. PAMPA GRANDE Y POZO FAVORITO
13. ZENTENO-GONDRA: RENDICIÓN DE CAMPO VÍA
14. TREGUA ACEPTADA POR BOLIVIA
15. CAÑADA TARIJA
16. MARZO Y ABRIL DE 1934
17. REVÉS PARAGUAYO EN CAÑADA STRONGEST
18. ATAQUES Y CONTRA-ATAQUES
19. TEMERARIO Y VELOZ AVANCE DEL II C.E. PARAGUAYO
20. OFENSIVA BOLIVIANA SOBRE EL II C.E.
21. LA 6A. DIV. ES NUEVAMENTE CERCADA
22. PARAGUAYOS CAPTURAN INGAVI
23. DILEMA DE HIERRO
24. EL 11 C.E. ES CERCADO EN YRENDAGUÉ
25. BATALLA DE EL CARMEN
26. EFECTOS DE LA BATALLA DE EL CARMEN
27. BATALLA DE PICUIBA-YRENDAGUÉ
28. BATALLA DE YBYBOBO
29. ENERO DE 1935
30. ATAQUES PARAGUAYOS EN VILLAMONTES
31. PASAJE DEL PARAPITÍ
32. PODEROSA CONTRA-OFENSIVA BOLIVIANA
33. ULTIMA OFENSIVA BOLIVIANA - ÚLTIMA VICTORIA PARAGUAYA
34. PROTOCOLO DE PAZ: 12 DE JUNIO DE 1935
35. CESE DE FUEGO: 14 DE JUNIO
36. ENCUENTROS DE PEÑARANDA Y ESTIGARRIBIA
37. CONCLUSIÓN
38. MENSAJE FINAL
39. ESPECIAL PEDIDO A LOS JÓVENES
40. UNIDADES PARAGUAYAS
41. UNIDADES BOLIVIANAS
42. ALGUNOS JEFES PARAGUAYOS
43. EFEMÉRIDES DE LA GUERRA DEL CHACO
44. ALGUNOS DATOS INTERESANTES
45. SOLDADO DEL CHACO - POESÍA
46. RETAZO DE PATRIA - POESÍA
DATOS BIOGRÁFICOS DEL AUTOR
BIBLIOGRAFÍA PRINCIPAL

CROQUIS Y MAPAS

N° 1 PITIANTUTA - JULIO 1932
N° 2 BOQUERÓN - SETIEMBRE 1932
N° 3 TOLEDO - MARZO 1933
N° 4 HERRERA - MAYO 1933
N° 5 NANAWA - JULIO 1933
N° 6 PAMPA GRANDE – POZO FAVORITO - SETIEMBRE 1933
N° 7 ZENTENO – GONDRA - DICIEMBRE 1933
N° 8 CAÑADA TARIJA - MARZO 1934
N° 9 STRONGEST - MAYO 1934
N° 10 EL CARMEN - NOVIEMBRE 1934
N° 11 PICUIBA-YRENDAGUÉ - DICIEMBRE 1934
N° 12 YBYBOBO - DICIEMBRE 1934
N° 13 PASAJE DEL PARAPITÍ - ABRIL 1935
N° 14 TRATADO DECOUD-QUIJARRO - 1879
N° 15 TRATADO ACEVAL-TAMAYO - 1887
N° 16 TRATADO BENÍTEZ-ICHAZO - 1894
N° 17 TRATADO SOLER-PINILLA - 1907
N° 18 PROPUESTA DE NEUTRALES - DIC. 1932
N° 19 RESULTADO DE LA GUERRA - JULIO  1938.


SÍNTESIS DE LA GUERRA DEL CHACO

 1. ANTECEDENTES
            A fines de 1930, el General ruso blanco incorporado al ejército paraguayo, JUAN BELAIEFF, inició un viaje de exploración al Chaco, cuyo objeto era "... el descubrimiento de un lugar para el fortín que pudiera dominar el paso de Pitiantuta y luego establecer comunicaciones desde la misma hacia la costa". (PALABRAS DE BELAIEFF transcriptas por CARLOS J. FERNANDEZ, p. 61).
            El 5 de marzo de 1931 asumió la Presidencia de Bolivia el Dr. DANIEL SALAMANCA , ante el generalizado "temor de que adoptara procedimientos que obligaran al país a entrar en la guerra". (ZOOK, p.69)
            "Sus primeras medidas administrativas en el gobierno tendieron a la ocupación efectiva del territorio disputado, en su parte no ganado por el adversario, tratando de recuperar el tiempo perdido… "Pisar fuerte en el Chaco" fue pues la consigna impartida; (AYALA MOREIRA, p. 110).
            El 13 de marzo de 1931 llegó a Pitiantuta (Lugar el Hormiguero muerto) la expedición encabezada por el General JUAN BELAIEFF, y que fuera guiada por los Chamacocos KYMAHA, GARRIGA, SHIDI, TURGOT y BOGORA. Acompañaban a BELAIEFF: ALEJANDRO VON ECKSTEIN, OREIEFF SEREBRIAKOFF y el Teniente HERMES SAGUIER. (FERNANDEZ, p. 61/63).
            El 15 de julio de 1931 el Mayor ROGELIO CHENU BORDON, el Teniente PEDRO P. DUARTE y 22 soldados fundaron el fortín Carlos Antonio López en la orilla Este de la laguna Pitiantuta, ubicada entre las dos direcciones de avance boliviano: desde Roboré hacia el Sur, y desde Camacho hacia el Norte, adelantándose de esta manera a los bolivianos en la carrera por llenar los claros existentes en el Chaco. (FERNANDEZ, p. 64) (Para comprender mejor, aconsejamos consultar nuestro Mapa del Chaco Boreal para el estudio de la guerra 1932 - 1935" donde figuran todos los puntos mencionados en este trabajo).
            A mediados de 1931, aviadores bolivianos descubrieron el Río Timane, y poco después fundaron los fortines Ingavi, Aroma, Madrejón, Florida, Madrejoncito y Baptista.
            "Simultáneamente se completa la unión de los fortines Platanillos y Camacho... Con estas antenas de avance, orientadas las unas en dirección de las otras, con sus puntos adelantados Camacho - Baptista, su conexión completa era una necesidad política y militar, que pondría en contacto directo los sectores de la 3a. (Norte) y 4a. (al Sur) Divisiones, limitando además con esa línea, el avance paraguayo". (AYALA MOREIRA, p. 111).
            "Este plan, ... en la inmediata preguerra, irremisiblemente debía conducirnos a choques armados que desencadenarían la guerra misma". (TABERA, p. 87).
            "En un año de labor se construyó 1.253 Kms. de vías camionables y se había fundado muchos fortines, faltando tan solo el tramo Baptista - Camacho para cerrar el círculo". (AYALA MOREIRA, p. 111).
            En octubre de 1931, el Estado Mayor General boliviano ya tenía conocimiento de la expedición de BELAIEFF, aunque todavía no sabía de la existencia de la laguna Pitiantuta. (ZOOK, p. 92).
            El 1° de marzo de 1932, una expedición integrada por el Mayor OSCAR MOSCOSO, el Capitán VICTOR USTARES más otros oficiales y soldados, iniciaron una explotación hacia Pitiantuta partiendo desde Camacho, la que pocos días después regresó sin alcanzar su objetivo por la falta de agua. (FERNANDEZ, p. 65).
            El 11 de marzo de 1932, ante el interés de SALAMANCA de que ya se uniera Camacho con Baptista, el General FILISBERTO OSORIO (J.E. M.G.), ordenó que se despachara una expedición que debía proceder "dentro máxima circunspección y evitar provocaciones puestos paraguayos posibles que pudieran encontrarse nuestra dirección de avance". (AYALA MOREIRA, p. 111).
            El 8 de abril, una nueva expedición, esta vez al mando del Cap. LISTARES, salió de Camacho hacia Baptista. (AYALA MOREIRA, p. 112).
            El 25 de abril, los Mayores JORDAN y MOSCOSO, efectuando un vuelo de exploración, descubrieron el fortín Carlos A. López. (AYALA MOREIRA, p. 112).
            El 21 de mayo, el E.M.G. boliviano ordenó a la 4a. Div. la "urgentísima ocupación Laguna Grande", llamada por nosotros Pitiantuta. (AYALA MOREIRA, p. 113).
            28 de mayo, salió una expedición boliviana al mando del Mayor MOSCOSO con misión de ocupar el Gran Lago, pero obrando dentro de la "máxima circunspección y evitar provocaciones". (AYALA MOREIRA, p. 114) MOSCOSO se dirigió hacia el N.E. construyendo una senda, llamada desde entonces "Pique Moscoso". (Ver. Mapa del Chaco Boreal)
            El 14 de junio MOSCOSO, luego de recorrer 157 Kms., llegó por la tarde a la orilla Oeste del Gran Lago (Pitiantuta), donde comprobó la existencia de un fortín paraguayo en la margen oriental. (AYALA MOREIRA, p. 115).
            A MOSCOSO se le plantea un "dilema de urgente solución: o arrojaba al adversario o volvía pie atrás". (AYALA MOREIRA, p. 116) MOSCOSO resuelve atacar sorpresivamente. (AYALA MOREIRA, p.118).

2. ESTALLA EL CONFLICTO EN PITIANTUTA
            MOSCOSO efectuó el asalto en la madrugada del día siguiente, 15 de junio, tratando de copar a sus ocupantes, pero falló en su intento, pues los soldados paraguayos lograron escapar, desconociéndose el destino del Cabo OLIVERIO TALAVERA, quien se supone haya muerto en su cama.
            Dice MOSCOSO: "No pudimos capturar a los paraguayos como nos proponíamos, porque entre los árboles del pequeño patio del fortín estaban amarradas para estirarse, lonjas de cuero de res con los que chocamos, cayendo algunos al suelo".
            Los 5 soldados: DEMETRIO BENITEZ, JOSE M. PORTILLO, MAURICIO QUIÑONEZ, TORIBIO OLMEDO y EUSTAQUIO GONZALEZ, luego de una penosa marcha de 160 Kms. por el enmarañado bosque, sin armas y sin víveres, llegaron a Casanillo luego de 4 días, (18 de junio) donde informaron de la importante novedad.
            "Bolivia acababa de desencadenar acontecimientos que le costarían -como nunca soñara- mucho más que el Chaco, que vaciarían su tesoro, destruirían su sistema político y la precipitación a la más humillante experiencia de su desgraciada vida nacional". (ZOOK, p. 96).
            El 16 de junio, el Comando de la 4a. Div. boliviana comunicó que MOSCOSO había ocupado el Gran Lago, pero sin informar que la ocupación fue por medio del ataque. (AYALA MOREIRA, p. 116).
            SALAMANCA recibió informe de que el fortín paraguayo "abandonado" se hallaba al lado oriental de la laguna.
            "SALAMANCA... ordenó a MOSCOSO el desalojo del fortín Carlos Antonio López. OSORIO y ENRIQUE PEÑARANDA... insistieron en que Bolivia no evacuara el lago,... sino, en todo caso, que se construyera un nuevo fortín en la orilla occidental..." (ZOOK, p. 95).
            "Autoricé entonces (habría valido más para mí negarlo), la instalación de un fortín nuestro al costado occidental", escribió SALAMANCA. (AYALA MOREIRA, p. 119).
            "El Gobierno hubo de ceñir sus actos, por un tiempo, en la creencia de que la ocupación de la laguna por MOSCOSO fue un incidente pacífico, en que al abandono voluntario de los paraguayos; los nuestros quedaron dueños del lugar..." (AYALA MOREIRA, p. 119).
            El 17 de junio, el E.M.G. boliviano ordenó a MOSCOSO que abandonara inmediatamente la orilla Este de la laguna y estableciera otro fortín en la orilla opuesta. "En ningún caso nos conviene provocar encuentros ni ser agresores". (AYALA MOREIRA, p. 120).
            El 18 de junio llegaron los 5 soldados paraguayos a Casanillo.
            El Tcnel. JOSE FELIX ESTIGARRIBIA, entonces Comandante de la 1a. (y única) División de Infantería con asiento en Puerto Casado, ordenó la retoma del fortín Carlos Antonio López.
            El 21 de junio, "un destacamento de un pelotón de caballería y 50 hombres de infantería (total 84 hombres), al mando del Tte. 1° ERNESTO SCARONE"' inició la marcha con la misión de “reocupar nuestro puesto Carlos Antonio López desalojando por la fuerza si está ocupado por el enemigo”, u ocupar defensivamente Monte Alto o Anta, si no puede retomar el fortín. (SCARONE, T.I., p. 64/67).
            29 de junio. El Destacamento SCARONE efectuó un ataque de reconocimiento sobre las posiciones bolivianas ubicadas en el antiguo fortín Carlos A. López y, encontrándolo fuertemente ocupado, se retiró a Anta, a 25 Kms. de Pitiantuta. (SCARONE, p. 84).
            2 de julio llegó a La Paz el informe de MOSCOSO sobre el ataque de SCARONE.
            3 de julio recibió MOSCOSO la orden de "ir a la orilla Oeste, pero, en vez de proceder de ese modo, después de prender fuego al fortín paraguayo, se trasladó al extremo Noreste, donde construyó el fortín Mariscal Santacruz", (ZOOK, p. 98) y a la laguna Pitiantuta le puso el nombre de Laguna Chuquisaca. (FERNANDEZ, p. 69).
            De esta manera se produjo en Bolivia una gran confusión por algún tiempo: los paraguayos habían atacado al fortín boliviano Mcal. Santacruz ubicado sobre la laguna Chuquisaca.
            El 3 de julio, el Tcnel. ESTIGARRIBIA decidió recapturar el fortín Carlos A. López por medio de un batallón reforzado al mando del Capitán ABDON PALACIOS, “a costa de cualquier sacrificio”; total, 402 hombres, incluyendo las tropas de SCARONE. (Croquis N° 1).
            El ataque se inició el 15 de julio contra unos 200 bolivianos bien fortificados, y prosiguió al día siguiente. Al promediar la tarde del 16, los bolivianos huyeron desordenadamente hacia Camacho.
            Las bajas paraguayas fueron 11, y las bolivianas 14, según el Cnel. FERNANDEZ.
            "La recaptura de Pitiantuta ya dejaba satisfecho al Paraguay, el que no tenía ninguna intención de proseguir las hostilidades; salvo nuevas agresiones bolivianas". (ZOOK, p. 100).
            El Tcnel. ANGEL RODRIGUEZ, ex-Jefe de Operaciones del E.M.G. boliviano, dice que "en el Palacio había el convencimiento firme, que 4.000 hombres bastaban para hacer una campaña feliz y nada menos que con Asunción de objetivo... Los objetivos políticos que persigue el Supremo Gobierno parecen comprender la reintegración total del Chaco..." (TABERA, p. 120-121).
            El 1° de julio, SALAMANCA, sumamente ofendido por el ataque y captura del fortín "boliviano" Mcal. Santacruz, había ordenado la movilización de las Divisiones 1a., 2a., 3a., 4a. y 5a.(ZOOK,p. 103), y ordenó al General QUINTANILLA "procediera de inmediato a la captura de los fortines enemigos de primera línea, en represalia del ataque paraguayo a Gran Lago... (TABERA, p. 137).
            El 25 de julio, SALAMANCA insistió en su orden de capturar fortines paraguayos "en legítima represalia del asalto inmotivado del fortín Mcal. Santacruz... Ejecute la orden: si hay en ello algún mérito, será suyo. Si surgen responsabilidades serán mías". (TABERA, p. 138-139).
            QUINTANILLA corrió al Chaco y... tomó Corrales (27 de julio),Toledo (28 de julio) y Boquerón (31 de julio) y pidió arremeter contra Nanawa y preparar la ofensiva sobre Isla Poy". (TABERA, p. 140).
            El Paraguay no podía permanecer impasible con      los 3 fortines en poder del enemigo; tenía que reaccionar como lo había hecho a raíz de la captura de Carlos A. López.
            Y el 2 de agosto decretó la movilización, aunque algunas unidades comenzaron a completar sus cuadros pocos días antes.
            Nuestro pueblo, olvidando sus rencillas internas,     se presentó en masa a los cuarteles, pidiendo el honor de ocupar un lugar en la defensa del Chaco, aunque no estaba muy seguro de poder vencer al ejército boliviano, entonces considerado uno de los mejores de Sudamérica. El pueblo boliviano, engañado por las falsas informaciones, creyó que fue el Paraguay el que había iniciado las hostilidades capturando el fortín Mcal. Santacruz, ubicado sobre la laguna Chuquisaca, y exigió la guerra.
            Y la guerra estalló con violencia, pues los paraguayos no podíamos permitir que nuestros fortines permanecieran en poder de Bolivia, y ésta no estaba dispuesta a devolverlos.

3. PARAGUAY RECAPTURA BOQUERON
            El 7 de agosto los bolivianos capturaron el fortín paraguayo Carayá, al que rebautizaron con el nombre de Huijay, amenazando así a Isla Poí y las colonias mennonitas.
            El 24 del mismo mes se organizó en Isla Poí el Primer Cuerpo de Ejército (I.C.E.) bajo el comando del Tcnel. JOSE FELIX ESTIGARRIBIA (44 años), quien recibió del Presidente EUSEBIO AYALA la autorización para intentar la recaptura de Boquerón.
            “Nadie creía por aquel entonces que la guerra se prolongaría más allá de Boquerón. Esperábase que los países americanos o la Liga de las Naciones intervendrían para impedir la prosecución de la lucha". (ARTAZA, p. 72).
            El 9 de setiembre, la 1a. División al mando del Mayor CARLOS J. FERNANDEZ (38 años) y la 2a. al mando del Tcnel. GAUDIOSO NUÑEZ (44 años), con un efectivo total de unos 6.000 hombres, comenzaron el ataque al reducto del fortín Boquerón y adyacencias, contra efectivos de unos 4.000 hombres de las Divisiones 4a.y 7a. bolivianas al mando del General CARLOS QUINTANILLA. Posteriormente, ambos beligerantes recibieron más refuerzos. (Ver croquis N° 2).
            Nuestros soldados avanzaban desordenadamente, a cuerpo gentil, apenas agachados, lanzando hurras y desafiantes gritos al adversario invisible, disparando al azar sus armas sobre la marcha, haciendo gala de temerario valor, pero, demostrando su inexperiencia. Los bolivianos, disciplinados, bien comandados, serenos, bien protegidos en sus trincheras, observaban tranquilamente los movimientos del adversario, demostrando excelente instrucción.
            "No debe dispararse sino a distancias mínimas. Nuestros soldados contemplan absortos, más con curiosidad que con temor, las maniobras de la caballería enemiga... Faltan contados segundos para que rebasen los 400 metros que tenemos marcados en el terreno..." (TABORGA, "Boquerón", p. 31-32).
            El Cnel. boliviano ROGELIO AYALA MOREIRA, en su libro "Por qué no ganamos la guerra del Chaco", dice:
            “Olas sucesivas de las nutridas tropas enemigas que llevaron el ataque frontal, se estrellaron sangrientamente contra nuestras posiciones y su magnífico plan de fuegos... (p.157) Nuestras tropas exteriores de Boquerón efectuaron 6 sangrientos contra-ataques y rompieron 4 veces el frente enemigo, ingresando en el reducto sitiado..." (p. 166).
            El Tcnel. boliviano LUIS CUENCA escribió: “Pero está visto que en la guerra moderna, de nada valen el valor y la intrepidez del soldado y la energía de los comandos ante la mimetización y ubicación de las armas, y si éstas están manejadas por hombres conscientes y valerosos...". El Tcnel. CUENCA cayó prisionero en Boquerón.
            "Bárbaros, feroces, desaprensivamente temerarios,(los paraguayos) se burlan de nuestro silencio... Sus carcajadas son estentóreas... (p. 42). Estos pilas cantan por igual una endecha de amor, como una polca guerrera... (p. 67). Los pilas desafían a la muerte sin miramientos. Temerarios; combaten procurando poner en ridículo a su adversario... Parece que la guerra les es cómoda". (p. 80) TABORGA también cayó prisionero en Boquerón.
            El 29 de setiembre, nuestros agotados y sedientos milicianos entraron victoriosos en el reducto del fortín, donde arriaron la bandera boliviana e izaron la paraguaya.
            Dice TABORGA: "En algunos lugares, el enemigo que se encontraba a 10 metros de distancia, irrumpe en las zanjas y en vez de ultimar a nuestros soldados a bayonetazos, los abrazan, les dan agua y se apresuran a ofrecerles sus paquetes sanitarios". (p. 83).
            Y el citado Tcnel. CUENCA: "... en otros sectores de mis líneas, veo con sorpresa que estaban algunos soldados y oficiales paraguayos en nuestras trincheras y fuera de ellas, conversando muy amigablemente, abrazándose; los nuestros recibían galletas y un poco de agua..." (p. 72).
            La fresca brisa septembrina y el júbilo por la primera gran victoria conquistada a fuerza de temple y corazón, hizo que los paraguayos olvidaran momentáneamente las penurias pasadas, y en sus radiantes y polvorientos rostros se destacaban sus risueños ojos.
            En el reducto, los paraguayos capturaron a 844 prisioneros, incluso a su Comandante, el heroico Coronel MANUEL MARZANA.
            Las pérdidas paraguayas se aprecia en unos 400 muertos y algo más de 1.000 heridos y enfermos; las pérdidas bolivianas fueron más de 1.000 muertos y heridos, además de los prisioneros, unos 900 en total.
            Podemos asegurar que EN BOQUERON GANAMOS LA GUERRA.
            Dice el Mcal. ESTIGARRIBIA: "Nuestras tropas, solo medio armadas hasta estos momentos, recogieron en Boquerón equipo de guerra en bastante abundancia, que les habilitaría a proseguir la lucha bajo condiciones más fáciles.
            "Pero la importancia de nuestro éxito estribaba, sobre todo, en la repercusión que tendría una influencia perdurable en el curso posterior de la campaña.
            "... Después de Boquerón la guerra no sería vista en nuestro país como una lucha desigual contra un enemigo poderoso... Pero ahora, nuestra victoria del 29 de setiembre, aquella perspectiva deprimente fue desterrada del espíritu del Paraguay".
            Del Cap. ZOOK: "Boquerón, la primera batalla decisiva de la guerra del Chaco, dió al Paraguay una enorme ventaja psicológica... y obtenía el dominio completo de la campaña... Su ejército, pobremente adiestrado... derrotó a la crema de las fuerzas de Bolivia, y en el curso de esta experiencia, los inexpertos muchachos campesinos de un principio, se transformaron en duros veteranos... La moral boliviana quedó destrozada con la comprobación de que "la más miserable de las republiquetas de Sudamérica" acababa de ganar la primera batalla".
            A raíz de esta primera gran derrota, el Gobierno boliviano, a pedido del pueblo indignado, contrató los servicios del General alemán HANS KUNDT para mandar a su ejército.
            "¡Un pueblo que no confía en sus propios elementos y hasta para su propia defensa tiene que mendigar la espada extranjera, es un país desorganizado!", transcribe ZOOK de un escritor boliviano. (o.c. - p. 148).

4. MARCHA HACIA SAAVEDRA
            Luego de algunos días de descanso y de reorganización, el I.C.E. paraguayo reinició el avance capturando Ramírez (8-X), Castillo (8-X), Lara (11-X) y Yucra (12-X).
            El 22 de octubre, nuestra 4a. División inició el ataque contra las bien fortificadas posiciones de Arce.
            "Poco tuvo que accionar el atacante para descolgar la defensa; la mayor parte de los soldados al primer golpe abandonaron en masa sus trincheras...
            "Desde las 18 horas la plaza de Arce era un mar humano, movedizo y cambiante; el más leve ruido de los bosques cercanos, la caída de una rama, encrespaba el oleaje echando sin rumbo de un extremo a otro de la plaza, en cuyo fondo se había hundido toda noción de disciplina y toda acción de mando". (AYALA MOREIRA, p. 186).
            El 23 de octubre cayó en nuestro poder el fortín Arce, y la marcha prosiguió hacia Alihuatá, hoy llamado Mayor Ruperto Zenteno, fortín que capturamos el 26 de octubre.
            Durante los días 7 al 10 de noviembre, atacaron nuestras fuerzas, y el 10 se produjo un contra-ataque boliviano en el Km. 7 de Saavedra, y ambas fuerzas quedaron frente a frente.
            El período de lluvia había llegado. Los caminos fangosos y la escasez de camiones impiden la llegada de víveres y otros elementos, por lo que sé recurrió a lentas carretas de escasa capacidad.
            La desnutrición y la enfermedad comienzan a hacer estragos en los fatigados organismos de nuestros heroicos combatientes.
            El 12 de diciembre el ejército boliviano, ya al mando del General KUNDT inició una ofensiva general por nuestra derecha, con intenciones de destruir nuestro ejército, saliendo a nuestra retaguardia.
            En combinación con esta operación, el 27 de diciembre los bolivianos atacaron frontalmente en el frente de Saavedra, donde perdieron unos 700 muertos y numerosos heridos, y capturaron los fortines Corrales y Platanillos.
            Como consecuencia de esta ofensiva boliviana, y sobre todo, por la falta de abastecimientos, el Comando paraguayo decidió abandonar el Km. 7 de Saavedra, donde quedó únicamente la 1a. División.

5. PRIMERA OFENSIVA BOLIVIANA SOBRE NANAWA
            KUNDT decidió llevar una ofensiva, esta vez por el Sur, atacando a Nanawa, para destruir los 2.500 hombres de la 5a.División al mando del Tcnel. LUIS IRRAZABAL, y así abrir una vía de acceso al Río Paraguay.
            El 20 de enero de 1933, los bolivianos iniciaron el ataque con 6.000 hombres y fuerte apoyo de artillería, más el concurso de 10 aviones. Debemos hacer resaltar que durante toda la guerra, los bolivianos tuvieron un dominio casi absoluto del aire, porque teníamos muy pocos aviones, todos ellos de inferior calidad.
            Mientras tanto, otras fuerzas bolivianas efectuaban el primer ataque a Herrera, llamado Fernández por los bolivianos, el 21 del mismo mes de enero.
            El 24 de enero en Nanawa, el Regimiento 41 boliviano fué destruido a machetazos por un escuadrón del R.C, 5 "Aca Verá" al mando del Tte. 2° VICTOR RODRIGUEZ, quien murió en el ataque, acción con la que culminó victoriosamente la defensa de Nanawa, cuando nuestros soldados ya no tenían más de 10 proyectiles.
            Los bolivianos tuvieron aproximadamente 2.000 bajas, y nosotros 248.

6. BATALLA DE TOLEDO
            Fracasada su ofensiva por el Sur sobre Nanawa, los bolivianos iniciaron una ofensiva por el Norte, sobre Toledo, un mes después, es decir, el 26 de febrero. Toledo estaba defendiendo por unos 5.000 paraguayos, físicamente débiles a consecuencia de una epidemia de disentería y de tifoidea. Aparte de esto, el II C.E. recién se estaba organizando, y carecía de camiones y otros medios y sus armas eran anticuadas. El II C.E. estaba al mando del Tcnel. JUAN B. AYALA.
            La batalla de Toledo se prolongó hasta el 11 de marzo, y los bolivianos fueron repelidos luego de perder unos 2.000 hombres, entre ellos 700 muertos. (Croquis N° 3).

7. REPLIEGUE DE LA PRIMERA DIVISION PARAGUAYA
            El 11 de marzo los bolivianos salieron a retaguardia de la 1a. Div. paraguaya capturando Alihuatá, y la división cortada se retiró hacia Gondra, eludiendo de esta manera el encierro.
            El abandono de las posiciones de Saavedra por la 1a. Div. paraguaya elevó la moral de los bolivianos, y en la retaguardia del Paraguay cundió el pesimismo.
            Se explicaba este pesimismo porque nuestra situación financiera era muy mala: apenas se podría adquirir lo más indispensable, y la guerra no tenía visos de terminar, como se había creído al comienzo.

8. ATAQUES BOLIVIANOS EN ABRIL DE 1933
            En este momento, se extendía una extensa línea de batalla desde Toledo al Norte y Nanawa al Sur, pasando por Herrera, Arce, Falcón, Gondra y Pirizal. (Ver Mapa).
            Durante el mes de abril, los bolivianos atacaron en toda esta línea tratando de romper nuestro frente, pero fueron rechazados en todos ellos.

9. TERCER ATAQUE A HERRERA
            El fortín Herrera estaba defendido por 1.200 paraguayos al mando del Tcnel. PAULINO ANTOLA, y había rechazado los ataques bolivianos del 21 de enero y del 26 de marzo; fue nuevamente atacado entre los días 18 y 23 de mayo. Herrera fue considerado como símbolo de la resistencia paraguaya. (Croquis N° 4).
            Los 2.000 bolivianos atacantes, luego de tener 556 muertos y 314 heridos, se vieron obligados a pasar a la defensiva.
            En intenso frío unido a constantes lluvias, originaron fuertes epidemias de gripe y paludismo, que no pudieron ser combatidas eficientemente por falta de medicamentos y ropas de abrigo en cantidad suficiente.

10. SEGUNDA OFENSIVA BOLIVIANA SOBRE NANAWA
            El 4 de julio de 1933, KUNDT lanzó sobre Nanawa el ataque frontal más poderoso de la guerra del Chaco, con 10.000 hombres apoyados por fuerte aviación, 32 cañones, 4 tanques y lanzallamas. El III C. E. al mando del Tcnel. LUIS IRRAZABAL contaba con 6.300 hombres. (Croquis N° 5).
            Ese día los bolivianos, luego de hacer explotar una potente mina subterránea, pasaron al asalto, y lograron hacer pié en un trecho de unos 400 metros de nuestras trincheras. Pero al obscurecer fueron desalojados de ellas mediante un contra-ataque efectuado especialmente con granadas de mano y el eficaz apoyo de nuestra artillería.
            Para el 6, la poderosa ofensiva boliviana fue detenida. Los bolivianos tuvieron más de 2.000 muertos abandonados en el campo de batalla.

11. LIMITADA OFENSIVA PARAGUAYA EN GONDRA
            Entre los días 12 y 15 del mismo mes de julio, la 1a. División al mando del Mayor RAFAEL FRANCO efectuó una ofensiva limitada en su frente; pero los bolivianos lograron escapar a tiempo del "corralito" en ciernes, replegándose algunos kilómetros, abandonando sus excelentes posiciones defensivas en varios kilómetros, y un hospital.
            Esta operación, aunque no logró el resultado esperado, sirvió para elevar grandemente nuestra moral, pues los soldados ya estaban cansados de la actitud defensiva y deseaban pasar a la ofensiva.
            Y así se inició una serie de ataques y contra-ataques en todo el frente, en acciones que se llamó ''la guerra de milímetros", que duró hasta los primeros días de setiembre.

12. PAMPA GRANDE Y POZO FAVORITO
            Esta situación de equilibrio de las fuerzas no podía seguir indefinidamente. El Cnel. JOSE FELIX ESTIGARRIBIA creyó llegado el momento de retomar la ofensiva, y ordenó al Tcnel. JOSE A. ORTIZ que con su 7a. División reforzada efectuara una operación en el sector de Pampa Grande y Pozo Favorito, con amarre frontal y envolvimiento de alas.
            La operación se inició el 8 de setiembre por la noche, a pesar de la persistente lluvia que dejaba fangosos los caminos y sendas en el tupido y espinoso bosque de la zona. (Croquis N° 6).
            Desde el día 13, los bolivianos realizaron fuertes y tenaces contraataques contra los paraguayos, que tenían cercados a 2 regimientos. La lucha era tenaz. Los paraguayos recurrieron a ordenanzas, aguadores, enfermeros, y aún a enfermos convalecientes para salvar la peligrosa situación.
            La aviación boliviana, como siempre, era dueña absoluta del cielo, y bombardeaba tranquilamente a los sitiadores y lanzaban bolsas de coca a los sitiados.
            El 15 de setiembre los paraguayos atacaron en todo el frente, y a las 11 de la mañana los bolivianos comenzaron a rendirse en pequeños grupos.
            Al obscurecer, la operación había terminado, y 931 prisioneros, entre ellos los Tcneles. RAFAEL GONZALEZ QUINT y JOSE A. CAPRILES, iniciaron la marcha hacia el cautiverio.
            El Gobierno ascendió a ESTIGARRIBIA al grado de General de Brigada. Por primera vez, el Ejército paraguayo tenía un Comandante de esta alta jerarquía en el Chaco.

13. ZENTENO-GONDRA: RENDICIÓN DE CAMPO VIA
            La batalla de Pampa Grande y Pozo Favorito fue el segundo en importancia, luego de Boquerón, por la cantidad de prisioneros capturados, y el Comando paraguayo se convenció de que estábamos en condiciones de llevar a cabo una ofensiva general, iniciando de inmediato su preparación con la participación de todo el ejército paraguayo, con intenciones de envolver al grueso del ejército enemigo.
            La ofensiva paraguaya se desencadenó el 23 de octubre con ataques en todo el frente de batalla. Estos ataques casi diarios, obligaron a los bolivianos a retroceder en todas partes, y a suspender la ofensiva que estaban preparando. De esta manera, ganamos de mano al adversario por uno o dos días. (Croquis N° 7).
            Los ataques paraguayos fueron ejecutados generalmente en forma de asaltos sorpresivos, sin apoyo de artillería ni de morteros, a cualquier hora del día, y aún de noche. La lucha fue encarnizada en todas partes.
            Los contra-ataques bolivianos con fuerte apoyo de artillería y de morteros, fueron sucesivamente rechazados. Las pérdidas fueron fuertes en ambos bandos.
            Las unidades paraguayas demostraron gran movilidad, marchando, combatiendo, construyendo sendas y picadas, o cavando precarias trincheras, durante las 24 horas del día, a pesar de la deficiente alimentación, consistente casi exclusivamente en carne conservada, galleta dura y enmohecida, y mate cocido, tereré o mate amargo.
            La situación del ejército boliviano se fue volviendo cada día más angustiosa ante sus continuos repliegues, acosados permanentemente por los aguerridos paraguayos.
            El 13 de noviembre los bolivianos perdieron 424 prisioneros en Nanawa, viéndose obligados a replegar su ala Sur. Al día siguiente también replegaron su ala Norte, en Puesto J., y el frente se acortó.
            KUNDT no se decidió a ordenar la retirada general, que hubiera sido la salvación del ejército boliviano. El Gral. ESTIGARRIBIA, ante esta actitud del enemigo, ya estaba seguro de la victoria.
            Por eso dijo al Gral. francés HENRY FREIDENBERG que visitaba el frente de operaciones en esos momentos: "No lo dude Ud., General: la destrucción del ejército boliviano es una operación matemática".
            La presión paraguaya prosiguió en todo el frente y en las alas, y luego salió a retaguardia del enemigo. Los bolivianos se vieron encajonados en reducido espacio, sin posibilidad de maniobrar ni siquiera para efectuar nuevos repliegues.
            El 10 de diciembre el R.C. 7 "Gral. San Martín" capturó dos tanques bolivianos, ya en su retaguardia; uno de ellos sirve en la actualidad como pedestal al asta de bandera en la Plaza frente al Cabildo.
            A partir del medio día del 11 de diciembre, los bolivianos se rindieron en masa. Entre los 7.000 prisioneros se encontraban los coroneles EMILIO GONZALEZ QUINT y CARLOS BANZER, comandantes de las Divisiones 4a. y 9a.
            El material capturado fue enorme, y nos sirvió para armar a nuevas unidades: 24 piezas de artillería, 60 morteros, 1.000 ametralladoras, 11.000 fusiles, etc.
            Durante 15 días nuestra Sanidad Militar trabajó intensamente en corte de cabellos, lavado y desinfección de ropas, vacunación, curación de heridos, etc.
            El resto del ejército boliviano se vió obligado a efectuar un apresurado repliegue, y el Gral. KUNDT fue reemplazado por el Gral. ENRIQUE PEÑARANDA. Muchos bolivianos estaban convencidos de que la guerra estaba definitivamente perdida para ellos.
            Total de bajas bolivianas calculadas: 1.000 muertos, 3.400 heridos o enfermos, y unos 9.500 prisioneros, durante toda la ofensiva.
            Las bajas paraguayas también fueron grandes: 1.000 muertos, 4.200 heridos, y unos 8.000 enfermos.
            En la batalla habían intervenido unos 26.000 paraguayos y 17.000 bolivianos, según ZOOK. Fue la batalla más grande y sangrienta de la guerra.
            El Presidente de la República, Dr. EUSEBIO AYALA, que en esos momentos se encontraba en el frente, ascendió a ESTIGARRIBIA a General de División.

14. TREGUA ACEPTADA POR BOLIVIA
            El PRESIDENTE AYALA, con la anuencia del General ESTIGARRIBIA, el 18 de diciembre propuso un armisticio general desde el 19 hasta el 30 del mismo mes, que luego se prolongó hasta el 6 de enero de 1934.
            Según el historiador paraguayo, Cnel. CARLOS J. FERNANDEZ, a una pregunta que el mismo hiciera al Gral. ESTIGARRIBIA sobre el motivo de esta oferta al enemigo derrotado, le contestó: “¿Y no ve, FERNANDEZ, que no teníamos camiones? Porque hacerla a pie era inútil. Además nuestras tropas estaban famélicas y muy fatigadas". (Gondra-Zenteno - p. 357).
            Ambos ejércitos aprovecharon esta tregua para reorganizar sus fuerzas.
            Los bolivianos, sobre todo, se afanaron en completar sus efectivos luego de retroceder unos 300 kilómetros, ofreciendo sucesivas resistencias hasta Ballivián, luego llamado con orgullo el "Verdún boliviano", donde esperaba detener nuestro avance y luego retomar la ofensiva para derrotarnos definitivamente. El Paraguay adquirió de la Argentina un gran número de camiones usados. (ZOOK, p. 254).

15. CAÑADA TARIJA
            El 27 de marzo de 1934, la 6a. Div. Inf. paraguaya al mando del Tcnel. FEDERICO W. SMITH, culminó una brillante y sorpresiva maniobra en Cañada Tarija (hoy Tte. Francisco Valinotti), contra los 1.500 hombres del Regimiento "Montes", el que perdió un total de 900 combatientes entre muertos, heridos y prisioneros, y muchos extraviados por los montes (Croquis N° 8).
            El Comandante del mencionado regimiento, Tcnel. ANGEL BAVIA, también cayó prisionero el 30 de marzo: pero falleció el 5 de abril a consecuencia de una herida en la cabeza que él mismo se produjera al suicidarse con un balazo. 

16. MARZO Y ABRIL DE 1934
            Durante los meses de marzo y abril de 1934, los paraguayos siguieron impetuosos su progresión en todo el frente, en tres direcciones:
            III C.E. con unos 9.000 hombres al mando del Cnel. NICOLAS DELGADO, siguiendo la costa del Pilcomayo, se enfrenta a unos 16.000 bolivianos al mando del Cnel. DAVID TORO.
            I.C.E. al mando del Cnel. GAUDIOSO NUÑEZ con unos 6.500 hombres por el centro, se enfrenta a la 8a. División boliviana que tiene unos 6.000 hombres.
            II C.E. de unos 6.000 hombres al mando del Tcnel. RAFAEL FRANCO, en segundo escalón, construía una larga picada desde Camacho hacia el Oeste, en busca del flanco Norte del enemigo. Esta picada se llamó Picada Florida. (Ver Mapa).
            En total, se estaban enfrentando unos 35.000 bolivianos contra 21.500 paraguayos.

17. REVES PARAGUAYO ENCAÑADA STRONGEST
            En los primeros días de mayo, los bolivianos concentraron unos 20.000 hombres frente a los 6.500 del I C.E., al cual intentaron copar durante la segunda quincena del mismo mes, para luego caer a retaguardia del III C.E. para destruirlo contra el río Pilcomayo.
            El 19 de mayo cortaron el camino detrás de la 7a. Div. paraguaya, dejándola aislada, sin que pudiera recibir apoyo de las otras unidades. (Croquis N° 9).
            El repliegue de la D. 7 paraguaya se efectuó en forma desordenada a través del intrincado bosque, y el 25 de mayo se rindieron parte de ella, completamente extenuados y sedientos.
            En esta operación perdimos unos 1.200 prisioneros, entre ellos los restos del heroico batallón de 150 hombres al mando del Cap. JOEL ESTIGARRIBIA, luego de hallarse sin municiones y de efectuar briosos asaltos a 3 líneas enemigas, que detuvieron al grueso del ejército enemigo, BARROS, RIVAS y ROCHA.
            Sin embargo, los bolivianos no lograron sus objetivos, pues no destruyó al I. C.E., ni dejó aislados a los otros Cuerpos de Ejército, ni pudo penetrar en profundidad en nuestro dispositivo, ni nos obligó siquiera a un importante repliegue, siendo muy pronto detenidos.

18. ATAQUES Y CONTRA-ATAQUES
            Durante los meses de junio, julio y primera quincena de agosto de 1934, se produjeron reñidísimos ataques y contra-ataques provocados por ambos contendientes, en los que llevan la peor parte los bolivianos.
            El Mayor boliviano HUGO RENE POL, en su libro "La campaña del Chaco", p. 91, escribió:
            "¿Será menester apuntar que la fatiga y otros factores que anotamos en la primera parte, quebró en más de una vez, la moral de nuestras más aguerridas unidades, como en los casos de la ruptura de la línea fortificada del denodado Regimiento Pérez (R. 3), la madrugada del 18 de junio?" (1934 en Ballivián).
            “Se creyó o arguyó que esta ruptura se debía a un descuido debido a una sorpresa a los puestos avanzados. Sin embargo, poco después, el 8 de julio, el Regimiento Manchego (R. 12), a pesar de todas las medidas de precaución tomadas la noche anterior, a la primera presión del enemigo, dejó sus posiciones permitiendo incrustarse a éste en un sector de 4 kilómetros de nuestra línea.
            “Dos días después el desarrollo de una operación tendiente a envolver al enemigo en sus posiciones, nos fue malogrado por el desbande del Regimiento Colorados 41 de Infantería, uno de los mejores del Primer Cpo. de Ejército.
            “¿Y las rupturas sucesivas de nuestras líneas en los sectores de los regimientos Beni, Sucre, alas interiores del Campero, Loa, Santa Cruz? ". Hasta aquí el mayor POOL.
            En esa época, sólo llegaba a nuestras tropas carne seca, galleta y yerba. Por esta deficiente alimentación, el escorbuto hizo estragos en algunas unidades; se veía a los hombres flacos, desnutridos, tambaleantes, curtidos por el frío, el sol y el viento.

19.TEMERARIO Y VELOZ AVANCE DEL II C.E..PARAGUAYO
            ESTIGARRIBIA seguía pensando en realizar operaciones ofensivas, a pesar de la inferioridad numérica: 21.000 contra 35.000.
            Por tal motivo, ordenó al Tcnel. RAFAEL FRANCO que con su II C.E. avanzara hacia el N.O., con el objeto de atraer hacia él importantes masas de fuerzas enemigas, y debilitar así los otros frentes.
            FRANCO, con la 6a. División reforzada, inició su ofensiva el 14 de agosto, partiendo de La Faye, y capturando Picuiba al día siguiente.
            La temeraria y sorpresiva operación causó estupor en el Comando boliviano, el que fue cediendo terreno.
            El 27 de agosto la 6a. Div. llegó a una cadena de colinas a 5 kms. al E. de Carandayty. "Eran las famosas cordilleras de los Chiriguanos, límite natural del Chaco!".
            El II C.E. recorrió 160 kms. en 13 días en medio de "colinas de arena y bosques sin gota de agua. En la pequeña cordillera de Carandayty, el avance se suspende: la falta de agua que se provee de Garrapatal (240 Kms. al S.E.), el agotamiento de las tropas y la defensa de pequeñas fracciones enemigas que cierran los pasos de las sierras, impiden la continuación de la marcha hacia Carandayty". (ANTONIO GONZALEZ, "La guerra del Chaco", p. 160).
            En ese lapso, nuestras tropas capturaron unos 700 prisioneros. Los bolivianos, alarmados y desesperados, extraen apresuradamente tropas de los sectores del Sud y Central, cumpliéndose así los deseos de ESTIGARRIBIA.
            Algunos altos jefes bolivianos llegaron a proponer al Presidente SALAMANCA el repliegue de todo el ejército a la línea Villamontes - Carandayty, y buscar la firma de la paz.

20. OFENSIVA BOLIVIANA CONTRA EL II C.E.
            En los primeros días de setiembre de 1934, el Cnel. DAVID TORO con 12.000 hombres inició una ofensiva en la zona de Carandayty, logrando encerrar a los 1.600 hombres de la 6a. División paraguaya en Puesto Burro. La 6a. División estaba al mando del Mayor FELICIANO MORALES.
            Esta División se escabulló a través de un pique en la noche del 8 de setiembre, dejando 14 camiones y algunos cañones inutilizados. Al día siguiente, los aviones bolivianos aún lanzaban dentro del presunto cerco, millares de hojas impresas incitando a los paraguayos a rendirse.
            ESTIGARRIBIA ordenó "que FRANCO se retirara con la mayor lentitud posible, manteniendo concentrada sobre él la atención del enemigo". (ZOOK, p. 293).
            La escasez de agua era tremenda para las tropas del II C.E., cuyos componentes apenas podían recibir un cuarto de litro del precioso líquido por hombre y día.
            La pérdida de los camiones también influyó en el abastecimiento de víveres y municiones.
            "La carne conservada y el charque no suplían las deficiencias. Otros males de guerra, como el edema, las infecciones intestinales y el paludismo hacían mellas en la salud del combatiente, cuyos efectivos en un 25% se hospitalizaban o se evacuaban". (Gral. RAIMUNDO ROLON en ABC Color, 9 nov. 1969).
            “ Las finanzas paraguayas atravesaban por una crisis realmente desesperante. No había dinero para los aviones necesarios, y el embargo de armas, desde luego, hacía improbable su adquisición. Los camiones que exigía el servicio de un frente cada vez más dilatado, no se podían adquirir por falta de fondos...".
            "La manutención del ejército y de 14.000 prisioneros bolivianos sobrecargaba la economía nacional semi exhausta. Desalentado, el Presidente aseveró que el país estaba en el peor momento: en bancarrota, de punta con la Liga" (de las Naciones) (ZOOK, p. 300)     

21. LA 6a. DIV. ES NUEVAMENTE CERCADA
            El 22 de setiembre, las fuerzas del Cnel. TORO cercan nuevamente a la 6a. Div., esta vez en Algodonal, al mando del Tcnel. PAULINO ANTOLA.
            Al día siguiente, las unidades paraguayas encerradas rompen el cerco concentrando el fuego de morteros y efectuando brillantes asaltos con el C.1 “Valois Rivarola” en punta, el que utiliza las temibles granadas de mano y machetes. (C.1 Cap. DAMASO SOSA VALDEZ).
            “Murieron en sus posiciones 200 bolivianos, pero los paraguayos, a pesar de fuertes bajas, escaparon por los matorrales, dejando a TORO, una vez más, con un palmo de narices". ZOOK, p. 301).

22. PARAGUAYOS CAPTURAN INGAVI
            El 5 de octubre, fuerzas paraguayas al mando del Tte. 1° de Admin. WENCESLAO LOPEZ, provenientes del Sur, capturaron Ingavi (hoy Lagerenza), anulando de esta manera el peligro del III C.E. boliviano con asiento en Roboré, que apuntaba hacia el Sur amenazando nuestra retaguardia.
            Mientras tanto, las dos Divisiones paraguayas (6a. y 9a.), van cediendo lentamente terreno hacia Yrendagué, hoy Gral. E.A. Garay.

23. DILEMA DE HIERRO
            El 23 de octubre de 1934, el Cuerpo de Caballería boliviana de 12.000 hombres al mando del Cnel. TORO y el II C.E. de 8.000 hombres al mando del Cnel. BILBAO RIOJA, recibieron orden de emprender una ofensiva convergente sobre el II C.E. paraguayo de 4.500 hombres, muy desgastados, para destruirlo y amenazar a las tropas paraguayas de El Carmen (I.C.E.) y de Ballivián (III C.E.).
            El 27 de octubre se produjo un acontecimiento que tendría enorme repercusión posterior: la Sección de Zapacateadores al mando del Cap. LEON FRAGNAUD, extrajo abundante agua de excelente calidad en Yrendagué, hoy Eugenio A. Garay.
            El momento era crítico, y la decisión, difícil. Se estaba jugando no sólo el resultado de la guerra, sino aún el destino futuro del Paraguay.
            El dilema era de hierro: o concurrir a auxiliar al II C.E. al mando de FRANCO, o realizar una ofensiva en El Carmen, centro del dispositivo general.
            El mismo día 27 de octubre, ESTIGARRIBIA, luego de consultar con sus subordinados, se decidió por la segunda alternativa: atacar en E. Carmen.
            ESTIGARRIBIA ordenó a FRANCO que prosiguiera su retirada estratégica, y a FERNANDEZ (I.C.E.) y a DELGADO (III C.E.) que prepararan minuciosamente la ofensiva para la primera quincena de noviembre.

24. EL II C.E. ES CERCADO EN YRENDAGUE
            El 6 de noviembre se inició la bien preparada ofensiva boliviana contra el II C.E. paraguayo: por el Norte los 8.000 hombres del II C.E. boliviano, y por el Sur los 12.000 del Cuerpo de Caballería de TORO. El II C.E. paraguayo retrocedió hasta Yrendagué, donde fue cercado el día 9, perdiendo el contacto con el Cnel. FRANCO, en la Faye.
            Al enterarse ESÍ1GARRIBIA del encierro de ambas Divisiones, contestó al Cnel. FRANCO: “No se preocupe por la suerte de sus Divisiones; allí está ANTOLA". (D. 6, ANTOLA; Div. Rva. Gral., Tcnel. VICENTE MACHUCA).
            Esa misma noche del 9 de noviembre, el C. 1 "Valois Rivarola" y el C.7 "Gral. San Martín" encontraron un claro hacia el Sur, por donde escaparon a campo traviesa, seguidos por las otras unidades, las que perdieron unos 300 prisioneros que no pudieron salir a tiempo.
            El 11 de noviembre al medio día, salieron las primeras fracciones sobre el camino, burlando así, una vez más, el cerco enemigo.
            Los paraguayos ocuparon nuevas posiciones en Picuiba (Nueva Asunción actual), donde recibieron el valioso refuerzo del Bat. Zapadores N° 2 "'General Genes", (Cap. BASILIANO CABALLERO IRALA). 

25. BATALLA DE "EL CARMEN"
            El mismo día 11, las Divisiones 2a.y 8a. del 1º C.E. paraguayo, luego de enviar profundos patrullajes a retaguardia del enemigo, iniciaron el movimiento envolvente contra ambas alas de la 1a. Div. de Reserva boliviana en el sector de El Carmen, mientras las Divisiones 7a. y 1a. la aferraban frontalmente. (Croquis N° 10).
            El 15 de noviembre, ambas divisiones de maniobra se encontraban a retaguardia del enemigo, y tropas del Cnel. TORO atacó en Picuiba para colaborar con las cercadas.
            Al día siguiente, 16 de noviembre, se rindieron los bolivianos de la 1a. División de Reserva y de la 2a., (que había concurrido para colaborar con la 1a.).
            En esta brillante operación cayeron unos 5.000 prisioneros, incluso los dos Comandantes de División, luego de perder unos 2.500 muertos en combate. El material capturado, como es de imaginarse, fue enorme.
            Las tropas enemigas se encontraban totalmente desmoralizadas. "Uno de los prisioneros nos refirió que al oír el grito de "Pilas a retaguardia!", todos perdieron la cabeza", según el Mcal. ESTIGARRIBIA.
            Prosigue ESTIGARRIBIA en sus Memorias: “En la creencia de que en el sector de El Carmen operábamos contra una masa enemiga de 6.000 hombres a lo más, nuestra maniobra se realizó con 4.500 hombres de nuestra parte... Pero he aquí que capturábamos 7.000 prisioneros...”.
            “Nuestros víveres y elementos en general apenas podían satisfacer las necesidades de nuestras tropas... Ahora teníamos que atender a un número tres veces mayor”.
            "Era una multitud medio enloquecida por la sed y el hambre, y cuando llegaron nuestros primeros camiones con agua, toda ella se abalanzó en masa sobre los vehículos, en medio de una confusión infernal, y la poca agua recién traída se derramó inútilmente...".
            "Impotentes para traer agua al lugar de concentración en cantidad suficiente, no nos quedaba otro recurso que trasladar a retaguardia a los prisioneros a toda prisa. Se los alzó en cuanto camión pudo utilizarse para este fin, y se los llevó a toda carrera".
            "Pero la tragedia no terminó ahí. Muchos prisioneros estaban tan debilitados por la sed, que perdían el equilibrio con el zarandeo de los camiones y caían en la calzada, de donde ya no se los recogía... Así se llenó el camino de un dantesco tendal de cadáveres, por kilómetros y kilómetros, de hombres muertos de sed y algunos aplastados por los camiones que venían detrás y que en la obscuridad no podían desviarse". (p. 323/326). Debemos aclarar que la densa polvareda impedía ver a más de 2 metros delante de los vehículos.
            Este grave inconveniente de atender a tantos prisioneros con los escasos medios de transporte, nos impidió efectuar una veloz persecución hacia el río Pilcomayo para capturar a las tropas que defendían Ballivián, según era la intención de los altos mandos paraguayos.

26. EFECTOS DE LA BATALLA DE "EL CARMEN"
Al ver amenazada su retaguardia, los defensores de Ballivián lo abandonaron el 17, desplomándose el sistema defensivo del “Verdún boliviano”. Así se cumplió la promesa de ESTIGARRIBIA al Presidente EUSEBIO AYALA: "Ballivián caerá a su hora".
            También significó "la derrota de Bolivia, su expulsión de la Zona Hayes y el desposeimiento del Chaco Boreal".
            La moral del Gobierno, de las FF.AA. y de todo el pueblo boliviano quedó de nuevo totalmente deshecho.
            El Cnel. TORO más al Norte, aferrado a su idea de salir a retaguardia del III C.E. paraguayo, prosiguió tercamente su acción ofensiva sobre el II C.E., el que retrocedió para ocupar una nueva posición entre Picuiba y La Faye.
            El 25 de noviembre el Presidente SALAMANCA llegó a Villamontes con intenciones de efectuar algunos cambios del comando boliviano. Pero un grupo de oficiales lo apresaron y destituyeron el 27, reemplazándolo el Vice Presidente TEJADA SORZANO, pero bajo estricto control militar.
            La primera disposición de TEJADA SORZANO fue decretar la movilización general.
            En este momento, la situación general era la siguiente:
            Cuerpo de Reserva (Tcnel. MOSCOSO), 10.000 hombres entre Oruro-Ybybobo tratando de detener al I C.E. paraguayo (Cnel. FERNANDEZ) con 6.000 hombres.
            II C.E. (Cnel. AÑEZ) 4.000 hombres atacando al R.I. 14 "Cerro Corá" (Cap. ROGELIO BENITEZ), 500 hombres, zona Pikyrendá.
            III C.E. (Gral. LANZA), 3.500 hombres, en contacto con un destacamento de 200 hombres al mando del Tte. 1° Adm. WENCESLAO LOPEZ en la zona de Ingavi.
            Cuerpo de Caballería (Cnel. TORO), 13.700 hombres, en estrecho contacto con el II C.E. paraguayo (Cnel. RAFAEL FRANCO), 6.000 hombres entre Picuiba y La Faye.
            Total: 20.200 paraguayos haciendo frente a 41.200 bolivianos.
            El ejército boliviano se encontraba retrocediendo en el Sur y en el Centro, mientras las tropas de TORO y AÑEZ se empecinan en avanzar por el Norte.

27. BATALLA DE PICUIBA - YRENDAGUE
            Esta situación hizo que ESTIGARRIBIA conciba la idea de destruir las fuerzas de TORO y de AÑEZ, que se mostraban tan osadas, aisladas del resto. (Croquis Nº 11 y Mapa).
            El 5 de diciembre la 8a. División al mando del Cnel. EUGENIO A. GARAY inició la marcha hacia el Norte, con misión de llegar a Yrendagué y capturar sus pozos, mientras el R.I. 14 “Cerro Corá” reforzado atacaba en dirección Ingavi-27 de Noviembre (hoy Lagerenza y Gabino Mendoza).
            La marcha de la 8a. División paraguaya era realmente penosa, pues avanzaban por la maraña sin utilizar ninguna herramienta, para no hacer ruido, pues se encontraban ya en plena zona enemiga. Además, la sed los acosaba, y sólo recurren a la providencial raíz del yvy'á; (que produce un líquido viscoso y desagradable), pero en cantidad totalmente insuficiente para tanta gente.
            El día 7, mientras la 8a. proseguía su marcha de infiltración entablando combate con algunas fracciones enemigas, la 6a. Div. atacó frontalmente y la 9a. inició un movimiento de flanco por el Este, insinuando un envolvimiento por ese lado.
            Ese mismo día, parte del C. 1 “Valois Rivarola” encontró un claro en su frente, por donde se infiltró decididamente hacia Picuiba.
            A las 2 de la mañana del 8 de diciembre, el Cnel. GARAY, junto con el "Batallón 40" (Tte. 1° CEFERINO VEGA) y otras pequeñas fracciones, tomó contacto con los defensores de Yrendagué, a retaguardia de las dos Div. de caballería y de una Div. de infantería bolivianas.
            "TORO no creyó que grandes fuerzas pudieran haber avanzado 50 kms. en un sólo día, a través de aquellos parajes enmarañados y hostiles, eludiendo las patrullas y puestos bolivianos". (ZOOK, p.324).
            A las 6 de la mañana del 8 de diciembre, las dos divisiones de caballería de TORO iniciaron una desordenada retirada hacia el Norte, presionadas por los regimientos paraguayos de la 6a. División.
            A las 12 hs. del mismo día, los defensores de Yrendagué incendiaron el fortín y huyeron también hacia el Norte, mientras el "Batallón 40" y otras fracciones rechazaban varios ataques procedentes del Oeste, Este y Sur.
            A las 15 hs., el grueso del Cuerpo de Caballería se reunió en El Cruce (Loma Vistosa, Mr. Long), mientras fracciones de retaguardia incendiaban Picuiba y luego se dispersaban por los bosques. (Croquis N° 11).
            A media noche del 8/9 de diciembre, las dos Divisiones de caballería boliviana, totalmente desorganizadas y desmoralizadas, iniciaron la marcha desde El Cruce hacia 27 de Noviembre, al Norte sin sus oficiales, los cuales ya habían huido en camiones llevando consigo la artillería.
            El cansancio, el hambre, la sed y la profunda desmoralización hacen estragos en estas tropas. Los hombres se desparraman por los yuyales y mastican cactus y raíces intentando calmar la sed, cada vez más intensa.
            El suplicio se agrava con los 45° o más de temperatura, el sol que derrite los sesos, y la fina arena que produce sucias y sangrantes llagas en los pies. Las armas, municiones, frazadas y demás impedimentas llenan el camino.
            Sólo la 7a. Div. (R.1 y R.18) de infantería logra retirarse casi completa y ordenadamente hacia el Oeste.
            El 10 de diciembre a las 5 de la mañana partió de Picuiba un batallón del B.Z. 2 en 36 camiones sacados de todas las unidades, con misión de perseguir al enemigo que huía hacia 27 de Noviembre, a 60 kms. adelante. (Ver Mapa).
            Dos horas después, a las 7, los paraguayos encuentran a los primeros grupos del Cuerpo de Caballería, los cuales no ofrecen ninguna resistencia.
            El B.Z. 2 llegó al Km. 31, luego de sobrepasar a muchos centenares de bolivianos que "imploraban de rodillas un poco de agua, orín de los soldados o nafta de los camiones para aplacar la sed espantosa que los devoraba".
            “Fue aquello un cuadro dantesco, imposible de olvidar; en medio de su locura y desesperación, muchos de ellos escarbaban la arena caldeada buscando un lugar más fresco donde enterrarse hasta el cuello y descansar hasta el fin, solicitaban como una gracia de otro compañero, también desesperado por el implacable tormento, le disparara un proyectil a la cabeza para poner fin a sus desgracias...". (CABALLERO IRALA).
            El Comandante del Bat. de Zapadores, Cap. VIRGILIO LARROSA, impresionado por tamaña tragedia, dispuso que los camiones regresaran a retaguardia, conduciendo a unos 1.000 bolivianos que de esta manera salvaron sus vidas, mientras ellos proseguían la marcha a pie.
            El 11 de diciembre a las 4 de la mañana llovió torrencialmente en la zona, reanimando a los bolivianos. De esta manera, muchos millares de ellos se salvaron de morir de sed y, junto con tropas de refuerzo, comenzaron a ofrecer resistencia.
            Al día siguiente, 12 de diciembre, el Bat.de Zap. capturó 27 de Noviembre, y ya unido con el R.I. 14 "Cerro Corá" que venía de Ingavi, iniciaron la persecución de los bolivianos que se retiraban hacia el O. en 30 camiones.
            Las pérdidas del Cpo. Cab. del Cnel. TORO fueron enormes. Aparte de los muertos en combate, perdieron unos 2.500 prisioneros, y quizá la misma cantidad de muertos de sed, especialmente entre Loma Vistosa y 27 de Noviembre llamado desde entonces “Camino de la Desesperación”.
            El material capturado también fue enorme: 60 morteros, 79 ametralladoras pesadas, 500 fusiles ametralladores, 590 pistolas ametralladoras (pirípipí), 11.000 fusiles, millones de proyectiles de infantería, 10.000 granadas de morteros, 37 camiones destruidos, víveres, combustibles, material sanitario, teléfonos, etc.
            Con el botín recogido en las batallas de El Carmen y Picuiba-Yrendagué, reequipamos nuestro ejército, y pudimos seguir adelante, a pesar del embargo de armas impuesto a nuestro país por la Liga de las Naciones.
            Y nuevamente, las largas y agotadoras marchas a pie en pos del huidizo enemigo hacia el Oeste, pues él disponía de camiones en suficiente cantidad.
            "Nuevamente tropezábamos con la imposibilidad material de cosechar los frutos de nuestros éxitos, por la eterna cuestión de la escasez de medios de transporte... Santa Cruz y Tarija          habrían quedado completamente a merced de nuestras armas", se queja amargamente ESTIGARRIBIA en sus "Memorias". (p. 337-338).

28. BATALLA DE YBYBOBO
            Mientras se desarrollaba la batalla de Picuiba-Yrendagué, el I C.E. boliviano (FRIAS) y el Cpo. de Reserva (MOSCOSO), organizaban apresuradamente una nueva línea defensiva entre Ybybobo-Capirenda, aprovechando las escabrosas colinas de las primeras estribaciones de la cordillera, para oponerse al avance del III C.E. paraguayo (NICOLÁS DELGADO) y del I C.E. (CARLOS J. FERNÁNDEZ). (Croquis N° 12).
            Dice ESTIGARRIBIA: "Conviene tener presente que en esta nueva fase de las operaciones, las tropas paraguayas soportaban horrorosas privaciones, aparte del cansancio agotador producido por las batallas que libraban incesantemente desde meses atrás y de las fantásticas marchas que realizaban a través de centenares de kilómetros, sin ningún momento de reposo. Por lo tanto, nuestros estoicos soldados tenían que andar con relativa lentitud, pero avanzaban siempre y vencían en todas partes la resistencia que el enemigo les oponía". (p. 340). (Croquis N° 12).
            En la Navidad de 1934, el II C.E. se hallaba nuevamente frente a Carandayty, el I C.E. presionando sobre Capirenda, y el III C.E. sobre Ybybobo, y el Pilcomayo.
            En la madrugada del 28 de diciembre, tropas de la 2a. División de caballería (Mayor ALFREDO RAMOS), aprovechando la lluvia que comenzó el día anterior, asaltó sorpresivamente sin hacer un solo disparo, y escalando trabajosa y silenciosamente las          abruptas pendientes de las colinas de Ybybobo, abrió una brecha en las trincheras enemigas y cortó el camino Ybybobo-Palo Marcado. Con esta operación quedaron encerrados los regimientos bolivianos "Sucre" (R.I.2) y "Aroma (R.C. 3), así como el Grupo 9 de Art.
            Cuando el 30 de diciembre finalizó la batalla, los bolivianos habían perdido unos 500 muertos en combate, 200 se ahogaron al intentar cruzar el torrentoso río Pilcomayo y 2.000 prisioneros.
            Las bajas paraguayas fueron ínfimas: 9 muertos y 37 heridos.
            Comenta ZOOK: “Con solamente 2.389 hombres, DELGADO alcanzó un importante triunfo, gracias a su audacia, pericia y sorpresa en la maniobra...”
            "Una vez más, un inadecuado servicio de seguridad y el desmoronamiento de la disciplina al verse rodeados, costaron a los bolivianos una batalla..."
            "Al concluir el año 1934, el Comando Boliviano consideró el abandono de Villa Montes, último apoyo en el Chaco, mientras los paraguayos, al parecer impertérritos ante los imponentes repechos de la Cordillera, proseguían su avance". (p. 330).

29. ENERO DE 1935
            Durante la primera quincena de enero de 1935, nuestro 1er. C.E. llegó a escalar también las primeras estribaciones andinas de la Cordillera del Aguaragüe en dirección de Capirenda, llegando así a la zona ocupada por los guaraníes Chiriguanos; es decir, nuestro antiguo límite por ese lado; dejando limpio el Chaco del enemigo.
            El II C.E., por su lado, se aproximó a las dunas del río Parapití, también límite histórico entre los dos pueblos en lucha desde 1560, cuando el Virrey del Perú, don ANDRES HURTADO DE MENDOZA creó la Provincia de Santa Cruz de la Sierra.
            El pueblo paraguayo, eufórico por tantas victorias espectaculares sucesivas, ambicionaba ahora sobrepasar esos límites e invadir los territorios bolivianos de Tarija y Santa Cruz.
            Los bolivianos, por su lado, estaban desesperados ante la inminente operación; el Banco de Bolivia trasladó todos sus fondos a La Paz; gran parte del pueblo cruceño se preparaba a recibir con honores al ejército paraguayo; y un grupo de cruceños en Asunción trabajaba con otro de Santa Cruz, en busca de la independencia de su Provincia. Durante su progresión en esta época, los paraguayos capturaron más de 1.000 prisioneros.
            Pero nuestro avance fue detenido en esas direcciones, especialmente por la falta de camiones para cubrir tan largas distancias de nuestros centros de abastecimientos. Sin embargo, Capirendá (Carreras Saguier) cayó en nuestro poder el 12 de enero.
            "El 16 las tropas paraguayas llegaron por primera vez hasta las márgenes de este río (Parapití) para nosotros fabuloso, límite de nuestra heredad chaqueña por aquel lado..." La noticia de que mis tropas han llegado al Parapití me llena de orgullo y satisfacción. Se cumple uno de los objetivos de mi vida militar". Después de siglos se reinjertaba en el tronco guaranítico una de sus ramas perdidas... Los Guarayos, que son los indios guaraníes del Parapití, nos recibieron como a hermanos, cuando nos oyeron hablar su misma lengua... Nos dijeron que se cumplía para ellos el anuncio de una vieja leyenda, según la cual alguna vez vendrían del Oriente hombres de su misma procedencia. Nuestra llegada fue para ellos como una fiesta religiosa, e hicieron derroche de hospitalidad con nuestros soldados". (ESTIGARRIBIA; “Memorias” p. 344).
            "El día 16 el Comité Consultivo de la Liga de las Naciones resolvió levantar el embargo de la venta de armas para Bolivia. La institución de Ginebra pretendía dejar así al Paraguay a merced de su adversaria... Esta monstruosidad de la Liga contra un país como el Paraguay... nos demostró una vez más cuán solos estábamos en la lucha..” (ESTIGARRIBIA, id. id.).
            El 18 de enero, el III C.E. capturó Palo Marcado, y el II C.E. captura Carandayty el 23, “y con esta acción se derrumbó el nuevo sistema defensivo boliviano. Desde aquel día avanzamos en todos los sectores hacia nuestro objetivo: la ruptura (captura) del camino Villa Montes - Santa Cruz, para dividir en dos fracciones al ejército enemigo..."
            "El 28 de enero las tropas de nuestro Segundo Cuerpo se apoderaron de Boyuibé y de Machareti. El día 29 cayeron asimismo en nuestro poder Tigüipa y Tarairi. Y así alcanzamos nuestro objetivo de controlar el camino de Villa Montes a Santa Cruz... Un tramo considerable del único camino que une el departamento boliviano de Santa Cruz con el resto de Bolivia estaba en nuestro poder. El ejército enemigo quedaba dividido en dos partes". (ESTIGARRIBIA - o.c. - p. 345).

30. ATAQUES PARAGUAYOS EN VILLAMONTES
            Sigue diciendo ESTIGARRIBIA: "Habíamos llegado, en efecto, al pie de la Cordillera, con la cual los paraguayos no estábamos familiarizados. De aquellas elevaciones, descendían quebradas profundas, que desconocíamos totalmente, donde se refugió el enemigo; y al seguir a éste nos expondríamos a contingencias peligrosas,..”
            En vista de esto, ESTIGARRIBIA decidió amenazar los pozos petrolíferos de Camiri así como la invasión de Tarija, y ordenó atacar las sólidas posiciones de Villamontes para atravesar el caudaloso río Pilcomayo.
            Los ataques fueron efectuados el 16 de febrero por tropas de los Cuerpos I y III, con un heroísmo sin igual, y prosiguieron hasta el 23 de marzo.
            Las obras defensivas enemigas, minuciosamente preparadas, consistían en alambradas de púa, fosos con estacas de punta, talas, campos minados, y varias líneas sucesivas de defensa con sólidas instalaciones, en una profundidad de más de 15 kilómetros.
            Aparte de las armas automáticas que defendían este poderoso campo defensivo, más de 60 cañones tenían bien coordinados sus fuegos, delante, dentro y detrás del mismo.
            Sin embargo, en varias oportunidades nuestras tropas llegaron a perforar las defensas, y a formar “bolsones” dentro de ellas.
            Pero nuestros medios eran insuficientes, y de reemplazo casi imposible. Necesitábamos municiones de artillería, y, sobre todo, aviones. En ese momento no teníamos ninguno. (Durante la contienda no pudimos capturar aviones).
            "El 8 de marzo de aquel año, nuestro Primer Cuerpo dispararía frente a Villamontes las últimas 9 granadas de artillería", dice ESTIGARRIBIA.
            Por todos estos inconvenientes, nuestro General decidió insistir nuevamente por el Norte.

31. PASAJE DEL PARAPITI
            El 5 de abril las tropas del II C.E. atravesaron a viva fuerza el río Parapití en amplio frente, desde proximidades de los bañados del Izozog hasta Casa Alta.(Croquis N° 13).
            La desesperación de los bolivianos aumentó y para salvar la situación, trasladaron por vía aérea gran parte de sus elementos desde Villamontes hasta la zona amenazada, en continuos viajes de vaivén, volando a baja altura, ante la rabia impotente de los nuestros.
            Comenta ESTIGARRIBIA: “Los grandes trimotores bolivianos roncaban impunemente sobre nuestras cabezas, en un continuo llevar y traer de artillería y de gente entre los distintos grupos de su ejército, y nosotros los veíamos pasar sin que pudiéramos causarles un rasguño..." Nunca como en aquel período lamenté tanto la carencia de aviación. Con una buena aviación hubiésemos imposibilitado en poco tiempo al enemigo la continuación de la guerra.” (o.c. - 350-351).
            El 15 de abril, los paraguayos capturaron la importante población civil de Charagua, sobre el camino a Santa Cruz.

32. PODEROSA CONTRAOFENSIVA BOLIVIANA
            Al día siguiente, 16 de abril; los bolivianos desencadenaron una poderosa contra-ofensiva con 20.000 hombres en el sector de Boyuibé-Mandeyupecuá, buscando copar a las unidades paraguayas que habían atravesado el Parapití, las cuales de inmediato emprendieron una oportuna y ordenada retirada.
            En varias ocasiones quedaron encerradas algunas unidades paraguayas, pero siempre encontraron la forma de salir de los cercos, sea escabulléndose por el bosque, sea por medio de violentos asaltos al arma blanca y con granadas de mano; las temibles “carumbe'í”.
            A fines de mayo, los bolivianos habían logrado empujar a nuestras tropas hasta Mandeyupecuá. Pero los paraguayos reaccionaron, y en tenaz lucha recuperan este lugar obligando al enemigo a replegarse en parte.

33. ULTIMA OFENSIVA BOLIVIANA ÚLTIMA VICTORIA PARAGUAYA
            En los primeros días de junio, el III C.E. boliviano inició una ofensiva desde Ravelo contra la débil guarnición de Ingavi, atacando a un puesto avanzado, que fué cercado aunque poco después consiguió zafarse.
            De inmediato el Comando paraguayo organizó un Destacamento al mando del Tcnel. JOSE MARIA CAZAL compuesto de los regimientos N° 3 "Corrales", "Batallón 40" y "Avay" N° 11, los que fueron trasladados en 50 camiones desde el río Parapití.
            El 8 de junio, este Destacamento destruyó a la 6a. División boliviana, en cuya acción cayeron prisioneros su Comandante el Cnel. JULIO BRETEL, los Mayores MARCIAL MENACHO y HUMBERTO VIVANCO (chileno), comandantes de los regimientos "Florida" y "Ballivián", respectivamente, así como 20 oficiales y unos 300 individuos de tropa.
            En esos momentos se estaba reuniendo en Buenos Aires una conferencia de Paz con la participación de Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos de Norteamérica, Perú y Uruguay, la que estaba siendo dilatada por la representación boliviana, seguramente esperando un resultado favorable de la lucha que se estaba desarrollando en Ingavi.            "Posiblemente el resultado adverso de esta acción, influyó poderosamente en el ánimo de los delegados bolivianos para que aceptaran la concertación de un armisticio, porque en la madrugada del 9 de junio de 1935, luego de prolongadas reuniones, así lo decidieron", dice el Tcnel. CESAR R. CENTURION.

34. PROTOCOLO DE PAZ DEL 12 DE JUNIO DE 1935
            Las tratativas se apresuraron, y el 12 de junio el General ESTIGARRIBIA recibió un mensaje del Presidente AYALA, anunciándole que a las 12 del día mencionado se iba a firmar un Protocolo de Paz, que el cese del fuego sería 48 horas después de la firma, que una Comisión Militar Neutral se haría presente en el campo de batalla, y que el Protocolo debería ser aprobado en el término de 10 días por los Congresos de ambos países.
            La euforia fue indescriptible en la Argentina y demás países americanos, y sobre todo en los dos pueblos beligerantes.
            En las ciudades paraguayas y bolivianas se organizaron espontáneamente grandes manifestaciones que recorrieron las calles hasta altas horas de la noche.
            Sin embargo, gruesas lágrimas surcaban los rostros de millares y millares de personas al recordar a sus seres queridos, que ya no volverían.

35. CESE DE FUEGO: 14 DE JUNIO
            Pero los combatientes aún debíamos esperar 48largas horas de angustias en cuyo lapso aún corríamos el riesgo de perder la vida, ya al vislumbrar la paz.
            El 14 de junio a las 8 hs., el Gral. ESTIGARRIBIA expidió desde Carandayty la siguiente Circular:
            “El día de hoy 14 de junio de 1935, a las 12,00, cesarán los fuegos en todos los frentes. Las tropas harán alto a la hora indicada en el lugar alcanzado, donde permanecerán hasta nueva orden".
            A su vez, el Gral. PEÑARANDA emitió la orden siguiente a las unidades bolivianas desde Villamontes; el 13:
            “A partir hora 12 mañana deben cesar por completo los fuegos en toda la línea del frente de operaciones. Las tropas de primera línea permanecerán en sus posiciones, en vigilancia. No se admitirá parlamentarios ni conversación de ningún género con el enemigo. Si individuos aislados o fracciones del enemigo se presentasen armados a menos de 100 metros de nuestra línea con cualquier pretexto, se romperá fuego dando parte inmediato a este Comando...” (QUEREJAZU CALVO, "Masamaklay", p. 478).
            En esos dos días, hasta las 12 horas del 14 de junio, todas las bocas de fuego de todo el frente de batalla, dispararon toneladas de hierro enrojecido, como no sucedió en ningún otro momento de la guerra del Chaco, como definitiva despedida al conflicto, y como póstumo homenaje a los compañeros que habían hecho el sublime holocausto de sus jóvenes vidas, durante el transcurso de 1.095 días trágicos.
            El Cnel. CARLOS J. FERNANDEZ dice que el soldado ROBERTO TOLEDO, perteneciente al Regimiento "Itá Ybaté" N° 9 de infantería, fue el último que murió en su puesto de combate. ("El final de la lucha'', p. 237).
            La guerra había estallado el 15 de junio de 1932 con el ataque boliviano a nuestro fortín Carlos Antonio López, y finalizó exactamente a los 3 años, el 14 de junio del 35.
            Dice ESTIGARRIBIA: “Dispuse entonces que nuestros pocos aviones, engalanados con insignias negras y blancas, emprendieran el vuelo y arrojaran flores sobre los muertos de los dos ejércitos beligerantes”.
            Y a las 12 en punto, hizo transmitir por radio la siguiente proclama:
            “A LOS JEFES, OFICIALES: CLASES Y SOLDADOS DEL EJERCITO EN CAMPAÑA:
            "Con profunda emoción os anuncio la cesación de la lucha.
            "En tres años de guerra habéis demostrado ser dignos de vuestros mayores, realizando una obra que las generaciones del porvenir recordarán con orgullo.
            "Quiera Dios que ellas se inspiren siempre en vuestro ejemplo.
            "Habéis vencido en jornadas inolvidables a un enemigo tenaz y a una naturaleza hostil.
            "La Nación no olvidará a quienes combatieron y sufrieron para salvarla de la mutilación y de la deshonra.
            ''Si un pueblo debe ser grande por la inteligencia, el valor y el sacrificio de sus hijos, digo que el nuestro está llamado a los más altos y nobles destinos.
            "En este día tan feliz, recuerdo especialmente, con el corazón dolorido, a los hermanos que cayeron desde Pitiantuta hasta Charagua.
            "Sea para ellos nuestro homenaje y sírvanos en todo tiempo el santo ideal que los llevó a la muerte en plena juventud.
            ''JEFES, OFICIALES, CLASES Y SOLDADOS COMBATIENTES Y DE LOS SERVICIOS:
            "A todos mi gratitud de paraguayo y de soldado.
            "Yo llevaré a la tranquilidad de mi hogar como el más grande honor de esta guerra, el haber sido vuestro Comandante en Jefe.
            "JOSÉ FÉLIX ESTIGARRIBIA.
            "General Comandante en Jefe del Ejército en Campaña".
           
            El Cnel. chileno AQUILES VERGARA VICUÑA, en las páginas 260/262 de su libro "Del caldero del Chaco", relata lo que aconteció en el frente en el que el mismo actuaba, hacia El Cuevo, y que igualmente sucedió en toda la línea:
            "A las 12,30 aún hay que rechazar una "desconcertante ofensiva'' militares paraguayos de todas las categorías -según comunican de la línea- tratan impulsivamente de confraternizar con sus camaradas bolivianos.
            "Los centinelas no les dejan pasar, pero ellos insisten: ¿qué hacer?
            ''BRITO vacila sorprendido por la novedad, pero concluye ordenando que se evite toda familiaridad y que se les haga entender con buenas palabras que la orden es terminante.
            "Al rato un nuevo despacho telefónico: son los jefes y oficiales de ese sector de la línea que desean saludar a sus oponentes bolivianos. Vuelve a ir una excusa cortés, aunque definitiva.
            "... A las 13 horas la calma es absoluta.
            ''... De la línea llegan noticias pintorescas y hasta cómicas de los cuadros de confraternidad. Ahora, a pesar de las prohibiciones que se imparten, los soldados de ambos ejércitos están en "punto de caramelo"', como se dice; deslizándose cuitas, canjeándose impresiones y musitándose al oído promesas de ardiente pacifismo.
            "y como éstas tantas otras cosas. La avalancha de la confraternización casi no ha dejado punto sin ''romper" y son numerosos los casos de coloquios y aún de comilonas con riego de caña paraguaya y de pisco boliviano''.
            QUEREJAZU CALVO dice: "Parecía imposible que hasta una hora antes la misión de unos y otros hubiera sido la de acribillarse a balazos a través de la maraña. La comprensión y camaradería surgidas tan espontáneamente donde quiera que se encontraron ex-combatientes bolivianos y paraguayos a partir de ese momento, demostró que había sido una guerra sin odio, entre pueblos que no se conocían''. (o.c., p. 480).

36. ENCUENTROS DE PEÑARANDA Y ESTIGARRIBIA
Del libro "Breve reseña histórica de la guerra del Chaco", del Tcnel. CESAR CENTURION, pág. 226-227, extraemos lo que sigue.
            "Esta histórica reunión se llevó a cabo el 18 de julio de 1935, a las 10 horas en Puesto Merino, lugar situado sobre el camino a Villa Montes.
            "En aquella oportunidad, en medio de un profundo silencio, se estrecharon las manos los dos conductores, el General ENRIQUE PEÑARANDA y el General JOSE FELIX ESTIGARRIBIA.
            "Al saludarse ambos, dijo el paraguayo: "Aprovecho esta circunstancia feliz para honrarme en declarar en nombre del Ejército Paraguayo, que vuestro Ejército, con el que hemos combatido durante tres años es, sin duda, uno de los mejores y más bravos del mundo".
            "El boliviano contestó: ''General Estigarribia: Son profundamente honrosas sus palabras, y el Ejército de mi Patria reconoce también en el vuestro, las más altas virtudes militares.
            "Hemos luchado como hombres, General Estigarribia.
            "Vos conocéis la campaña y los factores adversos que hemos tenido que vencer. Interpreto el sentimiento de Bolivia al brindar por el vuestro, que es un ejército de verdaderos hombres, mi General".
            "Así quedó sellada la amistad de dos pueblos que se desconocían y que ahora mantienen muy cordiales relaciones.
            ''Muy pronto, las rutas, que de este lado cruza todo el Chaco, y la Ruta Marginal de la Selva, que procede de Bolivia y otros países, se unirán en la frontera como un lazo indisoluble de armonía y comprensión, que esperamos, no se suelte jamás, y sea un vínculo de amistad perenne entre estos dos pueblos heroicos y abnegados".
            "Y sea el punto final, que lo ponemos, emocionados, recordando a quienes no regresaron".
            Como dato curioso: el día anterior (17-VII) falleció repentinamente en Cochabamba el Dr. DANIEL SALAMANCA.
            Los Generales ESTIGARRIBIA y PEÑARANDA volvieron a reunirse: el 23 de julio en Capirenda y el 31 del mismo mes en Villamontes. 

37. CONCLUSIÓN
            Si las operaciones de guerra han de medirse por sus resultados, he aquí algunos datos ilustrativos. (Ver N° 44, pág. 69).
            Nosotros capturamos aproximadamente 24.000 prisioneros, y perdimos algo más de 3.000.
            Recuperamos algo así como 153.450 Km2 de territorio detentado por Bolivia, aunque posteriormente nos vimos obligados a entregar unos 17.225 km2, por el Tratado de Paz del 21 de Julio de 1938. (Croquis N° 19 y Mapa).
            El Paraguay tuvo aproximadamente 36.000 muertos durante la guerra, y Bolivia más de 52.000. Pero nuestro sacrificio, proporcionalmente, fue mayor, pues estos muertos representan el 4% de nuestra población total (900.000 h.) y para Bolivia solamente 1,7 (3.000.000).
            El Paraguay capturó el siguiente material bélico, con el cual pudimos continuar la guerra: 2.000 armas automáticas, 72 morteros, 37 cañones, 370 camiones, 15.000 bombas de morteros, millones de proyectiles de infantería, miles de kilómetros de hilo telefónico, centenares de aparatos telefónico, víveres en cantidad incalculable, elementos de sanidad, animales vacunos y equinos, etc.
            Si hemos de medir por la moral remanente: también hemos ganado la guerra; sin embargo no quiero hacer comentarios al respecto.
            Si hubiéramos perdido la guerra, en estos momentos la bandera boliviana estaría flameando en Chaco'í, frente mismo a Asunción, y nuestros descendientes ya estarían hablando el kéchua o el aimará, mascando coca y bebiendo chicha en vez de mosto. (Croquis N° 19).
            A pesar del espectacular resultado de las armas paraguayas, la diplomacia nos jugó una mala pasada.
            Todo el mundo está convencido de que el Tratado de Paz del 21 de julio de 1938 no nos fué favorable, pues, aunque con grande sacrificio del pueblo paraguayo todo, hayamos recuperado el Chaco hasta nuestros límites históricos y geográficos del Río Parapití y la Cordillera del Aguaragüe, y a controlar gran parte del camino que une a Villamontes con Santa Cruz de la Sierra, por dicho Tratado nos vimos obligados a ceder la zona más rica del Oeste chaqueño,(17.000 Km2) donde existen minas de petróleo y otros minerales preciosos, una tierra feraz, dejando en él a millares de hermanos de sangre, los Chiriguanos. (Croquis N° 19).
            Sin embargo, seguramente Dios así lo quiso, y ahora, al cumplirse medio siglo de la contienda del Chaco, estamos gozando un período de paz y de progreso en todos los órdenes, tal como lo pronosticara el General ESTIGARRIRIA en su Proclama del 14 de junio de 1935.

38. MENSAJE FINAL
            "La sucesión de las generaciones puede compararse a una carrera de postas. En ella, nosotros, los ex-combatientes de la Guerra del Chaco, ya estamos entregando la antorcha del patriotismo a las robustas manos de la generación actual, después que muchísimos camaradas nuestros quedaron en el camino.
            “Y al hacer entrega paulatinamente de esa antorcha simbólica, lo hacemos convencidos de que, los que nos sigan, sabrán comportarse dignamente, de acuerdo con las circunstancias y la tradición de gloria que recibieron de sus antepasados, como nosotros lo hicimos cuando nos tocó la oportunidad.
            "Mientras tanto, y hasta que tengamos fuerzas suficientes, la generación del 32 seguirá trabajando tesoneramente, junto a las generaciones actuales, por el engrandecimiento de nuestra Patria, para bien y felicidad de las generaciones que nos sigan". (De nuestro folleto "Boquerón, la batalla decisiva").
            Ahora que tenemos la Ruta IX asfaltada en gran extensión, así como muchas transversales a ella, es posible visitar ese Chaco, inhóspito escenario donde el heroico pueblo paraguayo, realizando tremendos sacrificios, supo conquistar increíbles victorias, que hoy lucen como hitos fulgurantes en las páginas más sublimes de su épica historia, y que serán motivo de legítimo orgullo para nuestros descendientes hasta la consumación de los siglos.

39. ESPECIAL PEDIDO A LOS JOVENES
            Cuando os encontréis con un excombatiente de la Guerra del Chaco, pasadle cordialmente la mano, y prodigadle una benévola sonrisa de comprensión y de amor, perdonándole quizá alguna impertinencia.
            Tenéis el DEBER PARAGUAYO de ayudarle en sus necesidades materiales, y sobre todo, espirituales, tratando de endulzarle los pocos años de vida que le resta.
            El os agradecerá emocionado, aunque no lo manifieste de palabra, y vosotros sentiréis un gozo inefable, por haber hecho un bien a un prójimo que muy pronto desaparecerá de la faz de la tierra para pasar a la Historia, donde quedará como un simple recuerdo...


40. UNIDADES PARAGUAYAS

INFANTERÍA                                  CABALLERÍA
R.1      "Dos de Mayo"                       C.1      "Valois Rivarola"
R2       "Ytororó"                                C.2      "Cnel. Toledo"
R.3      "Corrales"                               C.3      "Cnel. Mongelós"
R.4      "Curupayty"                           C.4      "Acá Carayá"
R.5      "Gral. Díaz"                            C.5      "Acá Verá"
R.6      "Boquerón"                             C.6      "Gral. Caballero"
R.7      "24 de Mayo"                        C.7      "Gral. San Martín"
R.S      "Piribebuy"                             C.8      "Gral. Duarte"
R.9      "ltá Ybaté"                              C.9      "Capitán Bado"
R.10    "Sauce"                                   C.10    "Cnel. Oviedo"
R.11    "Abay"
R. 12   "Rubio Ñú"                             Artillería
R.13    "Tuyutí"
R.14    "Cerro Corá"                           G.A. 1"Gral. Bruguez"
R.15    "Lomas Valentinas"                G.A.2  "Cnel. Roa"
R.16    "Mcal. López"                        G.A.3  "Cnel. Hermosa"
R.17    "Yataity Corá"                        G.A.4  "Albertano Zayas".
R.18    "Pitiantuta"
R.19    "Gral. Escobar"
R.20    "Acá Yuasá"                           Zapadores
R.21    "Humaitá"                               Z.1      "Gral. Aquino"
R.26    "Cerro León"                          Z.2      "Gral. Genes"
R.        "Batallón 40"                          Z.3      "Tte. Pereira"
            "Riachuelo                              Z.4      "Aquidabán"

41. UNIDADES BOLIVIANAS

INFANTERÍA        

R.1 "Jordán"                                      R.39    ......
                                                           R.40    "La Paz"
R.2      "Sucre"                                    R.41    "Colorados"
R.3      "Pérez"                                   R.42    ......................
R.4      "Loa"                                      R.43    .......................
R.5      "Campero"                              R.44    .........................
R.6      "Campos"(ver 22)                   R.45    .........................
R.7      "Azurduy"                              R.46    .........................
R.8      "Ayacucho"                            R.47    "Parapití"
R.9      "Sta. Cruz" ("Wames")           R.48    ........................
R.10    "Riosiño"                                R.49    ................
R.11    "Bayé"                                    R.50    "Murguía"
R.12    "Florida" ("Manchego")      
R.13    "Quijarro"
R.14    ................                            
R.15    .................   
R.16    "Beni" (Castillo")     
R.17    ...............                                Caballería
R.18    "Junín" ("Montes")
R.19    "Tarija"                                    C.1      "Abaroa"
R.20    "Cochabamba"                       C.2      "Pallivián"
R.21    .................                               C.3      "Arma"
R.22    "Campos"                                C.4      "Ingavi',
R.23    "Chuquisaca"                          C.5      "Lanza"
R.24    "Vanguardia"                          C.6      "Castrillo"
R.25    .................                               C.7      "Chiclias',
R.26    .................                               C.8      .......................
R.27    "Chacaltaya" (`Oruro")           C.9      .......................
R.28    ....................                           C.10    "Yacuma"
R.29    ....................
R.30    "Pari"
R.31    "Rocha"
R.32    ....................
R.33    "Chorolque"
R.34    "Illimani"                                Zapadores
R.35    "Padilla"
R.36    .................                               Z.1      ..........................
R.37    ...................                             Z.2      "Acre"
R.38    "Socabaya"                             Z.3      "Paucarpata"


42. ALGUNOS JEFES PARAGUAYOS
con sus respectivos cargos, lugar y fecha de nacimiento

A         TCnel. AGUILERA, Andrés - Cdte. G.A.3 - Asunción, 4-II-1901
            Cnel. ANTOLA, Paulino - Cdte. Div. - Tacuaras, 22-VI-1898
            Mayor APONTE, Leandro - Cdte. Avíac. Camp. - B.Negra, 13-III-1903
            Cnel. AYALA, Elías - Cdte. Sector Norte - Pilar, 19-IX-1870
            Cnel. AYALA, Juan B. - Cdte. II.C.E. - Pilar, 24-VI-1889
            TCnel. ALFONSO, Honorio - Cdte. Int. Div. - Asunción, 25=111-1887
            Cnel. ANDRADA, Gilberto - Cdte. Div. - Asunción, lo- IX-1901
B         Cnel. BARRIOS, Juan N. - Cdte. Div. - Hyaty, 24-XI-1900
            TCnel. BENITEZ, Atilio J. - Cdte. Div. - Caapucú, 28-I-1901
            Cap. Frag. BOZZANO, José A. - Dir. Ars. - Asunción, 7-XII-18 95
            Cnel. BRAY, Arturo - Cdtc. Div. - Asunción, lo.-IV-1898
            Cnel. BRITOS, José C. - Cdte. Div. - Caapucú, 23-XI-1898
            Cnel. BRIZUELA; Francisco - Cdte. III.C.E- - Carapeguá, 17-11-1879
C         Cnel. CABALLERO ALVAREZ, Cdte. Div. - Itauguá, 12-VIII-1896
            TCnel. CABALLERO IRALA, B. - Cdte. Div. - Quiindy, 3-IV-1904
            Cnel. CABRÉRA, José Félix - Cdte. Div. - S. Pedro Paraná 1899
            TCnel. CASCO, Fermín - J. IV Dpto. C.G. Chaco - Itauguá, 7-VII-1887
            Tcnel. CASAL, José M. -- Cdte. Div. - V. del Rosario, 27-VIII-1891
D         Cnel. DELGADO, Nicolás - Cdte. III.C.E. -Ypacaraí, lo: IX-1892
            Gral. San. DIAZ LEON, Carlos - Dir. Gral. San. - Asunción, 26-IX-1885
E         Gral. H.C. ERN, Nicolás - Dir. Fortif. Ej. Campaña - Rusia, 19-XII-1879
            Gral. Div. ESTIGARRIBIA, José F. - Cte. Ej. Chaco - Caraguatay, 21-II-18 88
F          Cnel. FERNANDEZ, Carlos J. - Cdte. I.C.E. - A. y Esteros, 10-VII-1894
            Cnel. FERREIRA, Fidel - Cdte. Int. Div. - Acahay, 24-IV-1885
            Cnel. FRANCO, Rafael - Cdte. II.C.E. - Asunción, 22-X-1896
G         Cnel. GARAY, Eugenio A. - Cdte. Div. - Asunción, 16-XI-1874
            Cnel. GARAY, Manuel - J.E.M. Comanchaco - Asunción, 13-V-1900
            Cnel. GARCIA DE ZUÑIGA, Manuel - Cdte. D.C.1 - Pilar, 31-1-1890
            Cap. GATTI, Guillermo M. - Dir. Transm. Camp. Asunción, 18-XI-1901
            TCnel. GODOY CACERES, Enrique - Cdte. Div. - B. Grande, 14-V-1906
H         Cnel. HARRISON, Sampson - Intendente Gral. - Villarrica, 10-VI-1898
I          Gral. San. IDOYAGA, Víctor - Dir. Gral. San. - Asunción, 23-XII-1882
            Cnel. IRRAZAVAL, Luis - Cdte. III.C.E. - Encarnación, 21-XI-1892
            TCnel. IBARRA, Rolando - Asunción, 8-XII-1886
J          TCnel. JARA, Julio B. - Cdte. Int. Div. -Asunción, 22-VIII-1897
M        Cnel. MACHUCA, Vicente - Cdte. Div. - Asunción, 4-IV-1898
            Cap. Nav. MARTINEZ, Rufino - Cdte. Flotilla Guerra - S.Lorenzo, 30-VII-1895        
            Mayor MEDINA, Lorenzo- Cdte. Int. Div. - Concepción, 10-VIII-1899
            Cnel. MELGAREJO, José D. - J.E.M. I.C.E. - Yataity, 17-IV-1897
            Cnel. MENA, Alfredo - Cdte. Div. - Villeta, 25-VII-1889
            Cnel. MENDOZA, Tomás - Cdte. Bgda. Cab. - Concepción, 18 -IX-1885
            Mayor MIGONE, José Atilio - Cdte. Ay. Camp. - Asunción, 20-V-1906
            TCnel. Int. MOLINAS, César - Dir. Serv. Int. Camp. -Asunción, 25-XI -1894  
           Cnel. MORINIGO, Higinio - Jefe I Dpto. E.M. Chaco - Paraguarí, 11-1-1897
N         Cnel. NUÑEZ, Gaudioso - Cdte. I.C.E. - Caacupé, 28 -X-1888
O         Cnel. ORTIZ CABRAL, Tranquilino - Cdte. Div. - Villarrica, 1o.-VIII-1896    
            Cnel. ORTIZ, José A. - Cdte. Div. - Mbocayaty, 12-VI-1893
P          Cnel. PALACIOS, Abdón - Cdte. Div. - Maciel, 6-VIII-1904
            Cnel. PAREDES, Ramón L. - Cdte. Div. - Santiago (Mnes.), 13-XII-1902
R         Cnel. RAMOS, Alfredo - Cdte. Div. S.J.Bta (Mnes.), 17-III-1903
            Cnel. RECALDE, Camilo - Cdte. Div. - Asunción, 30-VI-1883
            Cnel. RIVAS ORTELLADO, Arístides - Dir. Gral. Etapas - Corumbá, 31-VIII-1896
            Cnel. ROLON, Raimundo -Jefe III Dpto. E.M. Chaco - Paraguarí, 15-III-1993
            Mayor ROMERO PEREIRA, Tomás - Jefe II Dpto. E.M. Chaco - Encarna 4-X- 1888
            Cnel. ROVIRA, Juan - Cdte. G.A. 2 - Asunción, 8-III-1907
S          Cnel. SANCHEZ, Julián - Cdte. Sector Norte - Carapeguá, 12-VIII-1886
            Cnel. SANTIVIAGO, Luis - Cdte. Div. - Asunción, 25-VIII-1903
            Cnel. SMITH, Federico W. - Cdte. Div. - Arroyos y Esteros, 10-I-1902
            TCnel. SOSA VALDEZ, Dámaso - Cdte. Div. - Asunción, 11-XII-1906
T          Cnel. TORREANI VIERA, Eduardo - Cdte. Div. - Asunción, 13-X-1896
V         TCnel. VALDEZ, Fructuoso - Intendente Gral. - Villeta, 21-1-1878
            Capellán VALDEZ VERDUN, Tomás - Dir. Serv. Religioso - Acahay, 29-XII-  1885
            Mayor VARESSINI R., Julio - Dir. Remonta - Pirayú, 23-V-1906
            TCnel. San. VASCONSELLOS, C. - Dir. Serv. San. Camp. - Paraguarí, 29-1X-  1894
            Cnel. VERA, José Luis - Cdte. G.A.1 - Villarrica, 19-VII-1893
            Cnel. VERA, José Rosa - Cdte. Div. - Villarrica, 30-VIII-1897
            Gral. H.C. VISOKOLAN, Stephan - J. E.M.Div. - Rusia, 28-XI-1895
Y         Cnel. YEGROS, Fulgencio - Cdte. G.A.2 - Asunción, 22-II1-1905
            Cnel. YEGROS, Miguel A. - Cdte. Div. - Asunción, 5-VII-1906

OTROS GENERALES

            Gral. MANUEL ROJAS A. - Cdte. en Jefe del Ejto. - Luque,16-1II-1879
            Gral. Div. PATRICIO ESCOBAR - Asunción, 25-XI-1875
            Gral. MANLIO SCHENONE, - Trinidad, 2-V-1879
            Gral. H.C. JUAN BELAIEF - Rusia, 1873


43. EFEMERIDES DE LA GUERRA ANTECEDENTES

1852
15 julio - Tratado de Navegación y Comercio entre Argentina y Paraguay. Ministro boliviano en Buenos Aires reclama porque Bolivia tiene derechos en el Chaco entre paralelos 20 y 22. (Ver Mapa).
1858
12 febrero - Protocolo entre Brasil y Paraguay. Nueva protesta boliviana.
1872
9 enero - Tratado de Límites entre Brasil y Paraguay. Protesta Bolivia.
1876
3 febrero - Tratado de Límites entre Argentina y Paraguay. Protesta Bolivia.
1878
12 noviembre - Fallo arbitral del Presidente Hayes. Protesta Bolivia.
1879
15 octubre - Tratado Decoud - Guijarro.
1887
16 febrero - Tratado Aceval - Tamayo.
1888
Setiembre - El boliviano Suárez Arana, con autorización del Gobierno paraguayo, establece un puerto al Sur de Bahía Negra, donde iza la bandera boliviana, por lo que fue desalojado. Confiaba en el Tratado de 1887.
1894
23 setiembre - Tratado Benítez - Ichazo.
1905
Bolivia funda Guachalla y Ballivíán. Protesta Paraguay.
1907
12 enero - Ajuste Soler - Pinilla. Statu-quo.
1913
5 abril - Protocolo Ayala - Mujía; prórroga del statu-quo.
1915
Protocolo Moreno - Mujía; prórroga del statu-quo.
1918
17 junio - Protocolo Moreno - Mujía. Prórroga indefinida del statu-quo. Durante el año egresa la primera remesa de oficiales de la Escuela Militar: total 12
1919
Durante el año egresan 21 oficiales de la Esc. Militar.
1920
Durante el año egresan 3 oficiales de la Esc. Militar.
1923
Durante el año egresan 9 oficiales de la Esc. Militar.
1924
19 julio - El pueblo paraguayo se siente preocupado por la presencia de tropas bolivianas en proximidades de la Misión Inglesa, al Oeste de Concepción.
29 julio- El Ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay declara que no se tiene informes de penetración boliviana en el sector Nanawa.
15 agosto - Asume la Presidencia del Paraguay el Dr. Eligio Ayala.
El Gral. Kundt manifiesta en La Paz que se comprometía tomar Asunción con 3.000 bolivianos.
Durante el año egresan 21 oficiales de la Esc. Militar.
1926
Durante el año egresan 30 oficiales de la Esc. Militar.
1927
25 febrero - Muere en el fortín boliviano Sorpresa el Tte. Adolfo Rojas Silva.
12 abril - Protocolo Díaz - León Gutiérrez aceptando los buenos oficios del Gobierno Argentino para la reanudación de negociaciones.      
25 junio - Gran manifestación en La Paz protestando por avance paraguayo en el Chaco.
29 setiembre - Inaugura sus sesiones en Buenos Aires la Conferencia Paraguayo-Boliviana conforme lo estipulado en el Protocolo Díaz León-Gutiérrez.
Durante el año egresan 18 oficiales de la Esc. Militar.
1928
Febrero - Cap. Rafael Franco funda el fortín Mcal. López.
Junio - Tte. Juan N. Barrios funda fortín Corrales, y el Gral. Juan Belaieff funda el fortín Falcón.
12 julio - Se clausura la Conferencia de Buenos Aires sin llegarse a ningún acuerdo. Bolivia sostenía que todo el Chaco le pertenecía; Paraguay sostenía que sólo debía fijarse límites al fondo del Chaco.
19 julio – Cap. Tranquilino Ortiz Cabral funda Boquerón.
3 agosto - Los bolivianos fundan el fortín Yucra,
15 agosto - Los paraguayos fundan Gondra, Genes y Valois Rivarola. Asume la Presidencia del Paraguay el Dr. José P. Guggiari.
22 agosto - Son detenidos cerca del fortín Galpón el Cnel. Victoriano Gutiérrez y otros oficiales y soldados.
5 setiembre - Tropas bolivianas fundan fortín Vanguardia.
5 noviembre    Tte. boliviano Victor Ustares llega hasta unos 300 ms. de nuestro fortín Isla Poli.
23 noviembre - Cap. Francisco Caballero Alvarez. funda el fortín Samaklay.
5 diciembre - Un destacamento al mando del Tte. 1° Antonio Ortigoza, por orden del Mayor Rafael Franco, ataca y destruye fortín boliviano Vanguardia.
14 diciembre - Un destacamento al mando del Mayor Galleguillos captura el fortín Boquerón y otro al mando del Mayor Callejas captura el fortín Mcal. López, donde mueren el Tte. 1° Aparicio Figari y 8 individuos de tropa. Caen 18 prisioneros enfermos.
Durante el año egresan 30 oficiales de carrera y 80 oficiales de reserva.
1929
30 de enero - Se crea una Comisión de Investigación y Conciliación.
30 junio - Los prisioneros paraguayos son devueltos en Formosa y los bolivianos en Corumbá, el 6 de julio.
12 agosto - Se crea en el Paraguay la Escuela Superior de Guerra.
12 setiembre - La Comisión da su fallo: "Bolivia agredida, Paraguay agresor".
Durante el año egresan 43 oficiales de carrera y 21 de reserva.
1930
1° de mayo - Se reanudan las relaciones diplomáticas.
25 junio - Es derrocado en Bolivia el Presidente Hernando Siles y lo reemplaza una Junta Militar presidida por el Gral. Carlos Blanco Galindo.
23 julio - Se devuelven los fortines, Vanguardia a Bolivia y Boquerón al Paraguay.
1931   
5 de marzo - Asume la Presidencia de Bolivia el Dr. Daniel Salamanca.
5 de abril - Se rebelan los conscriptos del fortín Cnel. Martínez por prestar más de dos años de servicio en el Chaco, resultando muertos 3 y heridos 9.
20 abril - Paraguay se dirige a los Neutrales manifestando inquietud por avance boliviano en el Chaco.
2 mayo - Gral. Filisberto Osorio presenta un 'Plan de penetración y ocupación militar del Chaco' para unir los fortines Roboré y Camacho.
15 julio - Fuerzas paraguayas fundan fortín Carlos A. López a orillas de la laguna Pitiantuta.
24 julio - Bolivia manifiesta que estaría dispuesta a estudiar de inmediato un Pacto de No-agresión.
6 setiembre - Fuerzas bolivianas ocupan fortín paraguayo Samaklay y le cambian el nombre por el de Aguarrica.
24 setiembre - El Ministro de Guerra paraguayo desmiente versiones de que Samaklay fue ocupado por Bolivia.
25 setiembre - Fuerzas paraguayas fracasan en su intento de recuperar Samaklay.
27 setiembre - Ministro de Guerra informa la ocupación de Samaklay por fuerzas bolivianas.
23 octubre - Masacre estudiantil frente al Palacio de Gobierno de Asunción, donde mueren 10 estudiantes y quedan heridos 24.
11 noviembre - En Washington se realiza la sesión inaugural de la Conferencia para el estudio de un Pacto de No-agresión propuesto por Bolivia.
9 diciembre - Bolivia presenta un Proyecto de Pacto, donde sostiene que le pertenece todo el Chaco Boreal.
Durante el año egresan 61 oficiales de carrera (total 248 desde 1918) y 34 de reserva (total 136 desde 1928)
1932
18 enero - Paraguay presenta otro Proyecto de Pacto, sugiriendo aplicar el statu-quo de 1907.
22 enero - El E.M.G. boliviano presenta a Salamanca un “Plan de Operaciones en el Chaco”, sugiriendo intensificarlas exploraciones terrestres y aéreas.
25 abril - La aviación boliviana descubre la laguna Pitiantuta y la llama Gran Lago o Laguna Grande, y el Alto Mando ordena su ocupación.
28 mayo - Sale de Camacho una expedición al mando del Mayor Oscar Moscoso con misión de ocupar Pitiantuta.

LA GUERRA

1932
14 junio - Moscoso llega a la margen Oeste de Pitiantuta.
15 junio - Moscoso captura el fortín Carlos A. López, pero los 5 soldados se escapan. No se conoce destino del Cabo 2º Oliverio Talavera.
16 junio - Comando de la 4a. Div. boliviana informa que Moscoso ocupó fortín paraguayo "abandonado". Salamanca autoriza instalar un fortín en la margen Oeste del Gran Lago (Pitiantuta) rebautizado por Moscoso como Laguna Chuquisaca.
17 junio - El E.M.G. boliviano ordena a Moscoso abandone orilla Este de la laguna y establezca otro fortín en la orilla opuesta.
18 junio - Los 5 soldados paraguayos llegan a Punta Riel, Km. 145 de Puerto Casado.
21 junio - Un destacamento de 84 hombres de infantería y caballería al mando del Tte. 1° Ernesto Scarone inicia la marcha hacia Pitiantuta.
29 junio - Scarone efectúa un ataque de reconocimiento sobre el fortín C. A. López ocupado por Moscoso y luego se retira a Anta.  
3 julio - Moscoso incendia fortín paraguayo y se traslada a unos 500 ms. al N.E. donde funda el fortín Mcal. Santacruz. Ese día el Tcnel. José Félix Estigarribia ordena al Cap. Abdón Palacios que recapture el fortín Carlos A. López, a costa de cualquier sacrificio.
6 julio - La Delegación Paraguaya se retira de la Conferencia por la captura del fortín C. A. López.
15 julio - Palacios inicia el ataque. Paraguayos 402 hombres incluso tropas de Scarone; bolivianos más de 200.
16 julio - Palacios recaptura el fortín y los bolivianos huyen hacia Camacho. Bajas: paraguayos 11; bolivianas 14
17 julio - En Bolivia se cree que 4.000 soldados bolivianos son suficientes para llegar hasta Asunción.
18 julio - La 4a. Div. boliviana informa a la Paz que los paraguayos capturaron fortín Mcal. Santa Cruz.
19 julio - Salamanca decreta movilización de 5 Divisiones y ordena al Gral. Quintanilla (D.4) que capture fortines paraguayos como represalia por la pérdida del fortín Mcal. Santacruz (C.A. López).
22 julio - Delegados paraguayos regresan a la Conferencia.
26 julio- Tropas bolivianas capturan Corrales.
28 julio - Tropas bolivianas capturan Toledo.
31 julio - Tropas bolivianas capturan Boquerón.
1° agosto - Bolivia informa a los Neutrales su decisión de liquidar, aún por las armas, el pleito del Chaco.
2 agosto - Paraguay decreta movilización de individuos de tropa de 22 á 29 años y de oficiales de 20 a 50 años.
Neutrales sugieren suspensión de hostilidades en base a posesiones del 12 de junio. Bolivia no acepta, porque se vería obligada a devolver los 3 fortines paraguayos en su poder.
3 agosto - Neutrales declaran que no reconocerán conquistas territoriales por las armas.
7 agosto - Bolivia captura Carayá, llamado por ellos Huijay, amenazando a Isla Poí y colonias mennonitas.
12 agosto (y luego el 27) - Bolivia no acepta devolver los fortines tomados al Paraguay.
15 agosto - Asume la Presidencia del Paraguay el Dr. Eusebio Ayala.
16 agosto - Fuerzas paraguayas recapturan Carayá.
29 agosto - Neutrales ceden ante la insistencia de Bolivia y piden una suspensión de hostilidades en los lugares alcanzados, por 60 días.
1° setiembre - El Presidente Eusebio Ayala, ante la insistencia del Coronel José F. Estigarribia, lo autoriza a reconquistar Boquerón, pero con la condición de regresar a Isla Poí y "encontrar la forma para no aparecer como agresor".
6 setiembre - Bolivianos capturan Falcón, erróneamente llamado por ellos Rojas Silva.
9 setiembre - El I C.E. al mando del Cnel. Estigarribia inicia el ataque a Boquerón.
10 setiembre - Neutrales recomiendan "inmediatas órdenes para paralizar toda agresión militar y movimientos de tropas".
14 setiembre- Neutrales insisten en cese inmediato de hostilidades y retiro de tropas a 10 kms. de sus respectivas líneas.
15 setiembre - Tropas bolivianas capturan Cnel. Bogado, con lo que son 6 los fortines paraguayos en poder de Bolivia, junto con Samaklay, Corrales, Toledo, Boquerón y Falcón.
16 setiembre - Bolivia está dispuesta a aceptar la suspensión de hostilidades, pero no retirarse a 10 kms. Paraguay contesta que no quiere una simple suspensión sino la terminación de hostilidades, y el retiro de las fuerzas por lo menos a 70 kms. inicialmente.          
22 setiembre - Neutrales piden que los beligerantes acepten una terminación incondicional de hostilidades e inmediata iniciación de negociaciones, Bolivia contesta estar dispuesta a suspensión de hostilidades sólo en el sector Boquerón; Paraguay acepta la cesación de hostilidades y el retroceso inmediato y simultáneo de ambos ejércitos hasta la total desmilitarización del Chaco.
29 setiembre. - Paraguay recaptura Boquerón y toma unos 900 prisioneros. También recaptura Toledo.
6 octubre - Paraguay recaptura Corrales. El mismo día captura el fortín boliviano Ramírez (Fernando Velázquez).
11 octubre - Paraguay captura Lara (Camperchioli) y Castillo (G. Arias) y al día siguiente Yucra (O. Rivas Ortellado) y marcha sobre Arce (G. R. de Francia).
23 octubre - Captura de Arce (Francia).
25 octubre - Tejerina (Zotti) cae en nuestro poder; también Falcón.
26 octubre - Capturamos Alihuatá (Zenteno)
27 octubre - Capturamos Charata (F. R. Moreno)
30 octubre - Capturamos Fernández (Herrera)
6 noviembre - Capturamos Platanillos (Acosta)
7 noviembre - Capturamos Bolívar (Jara Troche), Jayucubas (Serebriakof) y Loa (Aristigueta), y atacamos en el Km. 7 de Saavedra (Avalos Sánchez).
10 noviembre - Bolivianos contraatacan en Km. 7, y la progresión paraguaya se detiene.
12 diciembre - El ejército boliviano, al mando de Kundt, inicia una ofensiva general, y captura Platanillos amenazando nuestra retaguardia por el norte.
15 diciembre - Neutrales proponen que las fuerzas paraguayas se retiren sobre el río Paraguay y las bolivianas al Norte de la línea Ballivián (Gardel)-Vitriones, dejando la vigilancia a cargo de policías: 100 por Paraguay y 100 por Bolivia. (Ver croquis N° 18).
17 diciembre - Paraguay rechaza propuesta de Neutrales. En forma sucesiva, todos los países americanos (menos Brasil) se adhieren a la propuesta de los Neutrales. El mismo día 17, el Delegado paraguayo Juan J. Soler recibe orden de retirarse de la Conferencia.
20 diciembre - Neutrales insisten ante el Paraguay sobre la propuesta del 15 de diciembre, interpretando que el Paraguay confía el futuro de su situación a la suerte de las armas.
21 diciembre - Paraguay contesta que no se le puede acusar de desear la continuación de una guerra que se le impuso.
24 diciembre - Durante la noche, parte de las fuerzas paraguayas se repliegan del Km. 7 de Saavedra hacia Arce para evitar maniobra envolvente en Alihuatá.
27 diciembre - Ataque boliviano a la Primera Div. en Saavedra.
31 diciembre - Neutrales dan por terminadas sus funciones, y piden la activa cooperación de Argentina, Brasil, Uruguay y Perú para obtener la cesación de hostilidades.

1933
1° de enero - Bolivianos capturan nuevamente Corrales.
20/24 enero - Primera ofensiva boliviana sobre Nanawa.
21 enero - Bolivianos atacan a Herrera.
25 febrero/11 marzo - Ofensiva boliviana sobre Toledo.
11 marzo - Bolivianos capturan Alihuatá.
16 marzo- La 1a. Div. se retira del Km, 10 de Saavedra.
25 marzo - Segundo ataque boliviano a Herrera.
5/7 abril - Bolivianos atacan Arce, Gondra, Rancho Ocho.
10 mayo - Paraguay declara la guerra a Bolivia, confiando en que cierre de fronteras perjudicaría a Bolivia.
Una Compañía del Tte. Salvador Funes se desliza por un túnel construido en Gondra y sale en las posiciones bolivianas, produciendo el desbande del enemigo.
18/23 mayo - Tercer ataque boliviano a Herrera.
27 junio - Se disuelve la Comisión de Neutrales.
4/6 julio - Segunda ofensiva boliviana sobre Nanawa.
12/15 julio - Limitada ofensiva paraguaya en Gondra.
4 agosto - La Liga de las Naciones ofrece mandato a Argentina, Brasil, Chile y Perú (ABCP) para tratar de lograr un acuerdo para arbitraje.
5/6 agosto - Ataques bolivianos en Falcón, Rancho Ocho, Pirizal.
26 agosto - Ataques bolivianos en Pirizal, Rancho Ocho.
8 setiembre - Paraguay acepta mediación de ABCP. Bolivia pidió que el arbitraje fuera sobre la zona comprendida entre una línea 25 kms. al Sur de Bahía Negra y el Meridiano 61. ABCP no aceptó el mandato. (Ver Mapa).
9/15 setiembre - Batalla Pampa Grande-Pozo Favorito. Los paraguayos capturan 931 prisioneros.
23 octubre - Comienza ofensiva general paraguaya.
3 noviembre - Se constituye en Montevideo una Comisión de la Liga de las Naciones presidida por Julio Alvarez del Vayo.
12/13 noviembre- Paraguayos asaltan en Nanawa y capturan 424 prisioneros.
18 noviembre - Llega a Asunción la Comisión de la Liga desde donde se traslada al Chaco.
5 diciembre - La Comisión de la Liga llega a La Paz pero no se le permite viajar al Chaco.
11 diciembre - Ofensiva paraguaya culmina con la rendición de las Div. 4a. y 9a. en Campo Vía, donde capturan unos 7.000 prisioneros. Resto de las tropas bolivianas inician un amplio repliegue.
Después de Campo Vía la Comisión de la Liga telegrafía a Asunción desde La Paz informando que Bolivia aceptaba retiro de tropas, desmovilización, vigilancia de una policía internacional y el arbitraje.
18 diciembre - El Presidente Ayala, en consulta con Estigarribia, propone a la Comisión de la Liga un armisticio general desde el 19 hasta el 30 de diciembre, en cuyo lapso se efectuaría la negociación. Bolivia aceptó la propuesta.
19 diciembre - Antes de la media noche la 6a. Div. paraguaya ocupa Muñoz (Gral. Díaz) y comienza el armisticio.
30 diciembre - Paraguay accede a prolongar el armisticio hasta el 6 de enero de 1934. No se llega a ningún resultado positivo en ese lapso.

1934
7 enero - Ejército paraguayo reanuda ofensiva capturando numerosos puestos y fortines.
22/27 marzo - La D.6 paraguaya (Mayor Federico W. Smith) destruye al R. 18 boliviano y captura unos 900 prisioneros en Tarija.
Abril - El III C.E. (Delgado) estrecha contacto con las posiciones de Ballivián mientras el I C.E. (Gaudioso Núñez) lo hacía hacia Cañada Chile.
18/25 mayo - Batalla de Cañada Esperanza (Strongest) donde caen prisioneros unos 1.200 paraguayos.
Primeros días de junio - La Liga de las Naciones ordena el embargo de armas contra los dos beligerantes.
Junio/julio - Alternativos ataques paraguayos y bolivianos entre Ballivián y El Carmen.
14/26 agosto - El II C.E. realiza un temerario y veloz avance de 160 kms. por dos caminos, desde Picuiba (Nueva Asunción) hasta Huirapitindy, capturando unos 700 prisioneros. Llega próximo a Carandayty.
5 setiembre - El Cnel. David Toro logra encerrar con sus 12.000 hombres a la 6a. Div. (Mayor Feliciano Morales) en Puesto Burro, con sus 1.600 hombres.
9 setiembre - La 6a. Div. se escabulle del cerco y se repliega hacia Algodonal.
23 setiembre - La 6a. Div. paraguaya vuelve a escapar de un cerco en Algodonal, y el R.14 en Huirapitindy.
5 octubre -Tropas paraguayas al mando del Tte. 1° Adm. Wenceslao López captura Ingavi.
23 octubre - Los bolivianos (Cuerpo de Caballería y II C.E.; 20.000 hombres) inician gran ofensiva contra el II C.E. (Franco; 4.500 hombres) hacia Yrendagüé y Picuiba.
9/10 noviembre - Los bolivianos encierran al II C.E. en Yrendagué.
11 noviembre - El II C.E. paraguayo se escabulle del cerco dejando unos 300 prisioneros.
Se inicia ofensiva paraguaya en El Carmen.
16 noviembre - Culmina la ofensiva en El Carmen cayendo prisioneros unos 5.000 bolivianos, replegándose el resto en amplio frente y profundidad.
24 noviembre - La Liga de las Naciones recomienda la cesación de hostilidades en un plazo de 10 días, el retiro de las tropas hasta formar una zona de seguridad de 100 kms., y la renuncia a toda acción bélica.
5 diciembre - Se inicia ofensiva del II C.E. paraguayo contra las tropas del Cnel. Toro.
8 diciembre - Yrendagüé es capturado por los paraguayos y comienza el desbande boliviano.
10 diciembre - Bolivia acepta la última propuesta de la Liga de las Naciones.
11 diciembre - Culmina la ofensiva del II C.E. Los bolivianos pierden unos 2.500 prisioneros, otros tantos muertos de sed, y el resto se repliega rápidamente hacia el Parapití y la cordillera del Aguaragüe.
18 diciembre - Paraguay rechaza propuesta de la Liga, porque en la fórmula de arbitraje se ponía en discusión todo el Chaco.
28/30 diciembre - La 2a. Div. Cab. paraguaya (Mayor Alfredo Ramos) realiza una brillante acción en Ybybobo, en la que los bolivianos pierden en combate unos 500 muertos, otros 200 ahogados al intentar vadear el Pilcomayo, y cerca de 2.000 prisioneros, a costa de solamente 9 muertos y 37 heridos.

1935
1º al 16 enero - El II C.E. avanza incontenible capturando unos 1.000 prisioneros y llega al Parapití, mientras el I C.E. llega al Aguaragüe, límites históricos.
16 enero - La Liga de las Naciones levanta el embargo de armas para Bolivia, proponiendo al Paraguay que se abstuviera de hacerla guerra. Paraguay abandona la Liga en febrero.
16 febrero - Tropas de los Cuerpos I y III paraguayos atacan en Villamontes.
23 marzo - Nuevo ataque paraguayo en Villamontes.
5 abril - El II C.E. paraguayo vadea el Parapití.
15 abril - Charagua cae en poder de los paraguayos.
16 abril - Los bolivianos con 20.000 hombres inician ofensiva en el sector Boyuibé-Mandeyupecuá buscando copar al II C.E. paraguayo, el cual se repliega.
28 abril- La D.8 paraguaya, rodeada desde el 23, rompe el cerco y escapa.
16/22 mayo - Los paraguayos capturan Mandeyupecuá y la ofensiva boliviana queda desbaratada
8 junio - La 6a. Div. boliviana es destruida al Norte de Ingavi por los regimientos paraguayos "Corrales", "Avay" y "Batallón 40", cayendo prisioneros los comandantes de los regimientos bolivianos "Florida" y "Ballivián", varios oficiales y unos 300 individuos de tropa.
12 junio - Se firma el Protocolo de Paz en Buenos Aires.
14 junio - Cesa el fuego en todo el frente.
2 julio - Se inicia la desmovilización de ambos ejércitos.
6 julio - El Capellán paraguayo Pedro Juan Fariña reza una misa cerca de Amboro, ayudado por los sacerdotes bolivianos Villaroel y Flores.
17 julio - Fallece repentinamente el Dr. Daniel Salamanca.
18 julio - Se realiza la primera entrevista entre los Generales Peñaranda y Estigarribia en Puesto Merino.
23 julio - Segunda entrevista entre Peñaranda y Estigarribia en Capirenda.
31 julio - Tercera entrevista entre Peñaranda y Estigarribia en Villamontes.
22 agosto - Se realiza en Asunción el Desfile de la Victoria con la participación de unos 7.000 hombres en representación de todas las unidades paraguayas.
30 agosto - Hasta la fecha fueron desmovilizados 40.208 paraguayos y 33.867 bolivianos.
16 setiembre - Se confiere al Comandante en Jefe del Ejército paraguayo en el Chaco, D. José Félix Estigarribia, la jerarquía de General de Ejército.
25 octubre - La Conferencia de Paz declara terminada la guerra entre el Paraguay y Bolivia.


44. ALGUNOS DATOS INTERESANTES



45. SOLDADO DEL CHACO

Letra:
Música:

I
Oh, soldado paraguayo! que al llamado de la gloria
en el Chaco defendiste de la Patria su heredad.
Con eterna resonancia BOQUERON trazó tu historia,
entre selvas y cañadas con sangrienta realidad.
Si TOLEDO igual que HERRERA son jalones de tu fama,
tu firmeza tiene en GONDRA relevancia colosal,
las trincheras de NANAWA, invencibles te proclaman
y el más bravo entre los bravos, el invicto PIRIZAL.

II
Superaste las torturas
del cansancio y de la sed.
Colosal en tu bravura,
inquebrantable la fé.
Con tu jefe ESTIGARRIBIA
el insigne Mariscal,
vivirás eternamente
en el alma nacional.

I
Más allá símbolo vivo de diadema rutilante
que la gloria entretejiera, reservada para ti
Impotente capitulan FAVORITO, PAMPA GRANDE,
CAMPO VIA y sus legiones en tu "cerco guaraní".
Aparece implacable tras TARIJA y sus marañas
y más tarde en las arenas de PICUIBA se te ve,
luego EL CARMEN se te rinde y rubrica tus hazañas
la retoma de los pozos del lejano YRENDAGUE.

II
Superaste las torturas
etc. etc.

I
Si a YBYBOBO como a INGAVI sometió también su fama
y AGUARAGUE, el imponente, no fue valla para ti,
una aurora de CHARAGUA despertó con tu diana
tras la fresca bienvenida que te dio el PARAPITI.
Vencedor de las penurias, la distancia y el acero,
del Derecho y la Justicia vigoroso defensor,
a las glorias del pasado, has sumado esos luceros
que iluminan en la Historia nuestra senda con honor.


46. RETAZO DE PATRIA

por

Es un pobre viejo cubierto de harapos…
viejecito triste… de lento andar,
de quien unos mozos alegres y guapos
se mofan riendo… al verlo pasar.

Estos jovenzuelos demás inconscientes
se burlan del hombre, del viejo infeliz;
siendo gran orgullo ser excombatiente,
retazo de gloria… león guaraní.
Allá en el Chaco… él fué combatiente
defensor de acero de nuestra heredad,
de quien estos mozos, con dichos hirientes,
se mofan riendo… sin tener piedad.

Es hora que sepan respetar siquiera
a los que lucharon por nuestra nación,
que, como retazo de nuestra Bandera…
hoy siguen viviendo al pie del cañón.

Es héroe digno… el ex combatiente,
merece el respeto y veneración,,
igual que al padre, con amor ferviente,
se le debe el culto y la bendición.

Este viejecito…  que vive al tiento,
es gloria y retazo de la tradición,
él es nuestro padre quien puso tan alto
flameante siempre nuestro Pabellón.


SERIE GUERRA DEL CHACO

1. ANTECEDENTES DE LA GUERRA CON BOLIVIA - R.C. BEJARANO
2. ACCIONES DE PITIANTUTA – N. OLMEDO
3. MAPA DEL CHACO BOREAL - R. C. BEJARANO
4. BOQUERÓN, LA BATALLA DECISIVA - R. C. BEJARANO
5. VENCER O MORIR – R. C. BEJARANO
6. ESTUDIO DE UN PACTO DE NO-AGRESIÓN - R.C. BEJARANO
7. EL PILA, SEÑOR DEL CHACO - R. C. BEJARANO
8. SÍNTESIS DE LA GUERRA DEL CHACO - R. C. BEJARANO


BIBLIOGRAFÍA

PARAGUAYOS
ARTAZA, Policarpo - "Ayala, Estigarribia y el Partido Liberal"
BARRETO, Sindulfo - "Por qué no pasaron".
BEJARANO, Ramón César - "Antecedentes de la guerra con Bolivia" - "Estudio de un pacto de No-Agresión entre Bolivia y Paraguay - Pitiantuta" "Boquerón, la batalla decisiva" - "Mapa del Chaco Boreal para el estudio de la guerra 1932-1935".
CABALLERO IRALA, Basiliano - "Nuestros zapadores en la guerra del Chaco" CENTURION, César R. - "Breve reseña histórica de la guerra del Chaco"
ESPINOLA, Jenaro - "Nanawa - Batalla del 20 al 24 de enero de 1933" - "Nanawa - 4, 5 y 6 de julio de 1933".
ESTIGARRIBIA, José Félix - "Memorias".
FERNANDEZ, Carlos J. - "Boquerón" - "Saavedra" -"Zenteno-Gondra" - "Pilcomayo" - "'El Carmen -Yrendagué" - "El final de la lucha".
GONZALEZ, Antonio E. - "La guerra del Chaco".
SCARONE, Ernesto - "Reconocimiento en fuerza en Pitiantuta" - Ataque y retoma del fortín Carlos A. López".
VEGA, Ceferino - "Yrendagué - Picuiba".

BOLIVIANOS
AYALA MOREIRA, Rogelio - "Por qué no ganamos la guerra del Chaco".
CUENCA, Luis - "Boquerón visto por dentro" - Conferencia.
POL, Hugo René - "La campaña del Chaco".
QUEREJAZU CALVO, Roberto - "Masamaklay".
TABERA, Félix - "Apuntes para la historia de la guerra del Chaco - Picuiba". TABORGA, Alberto - "Boquerón".

CHILENO
VERGARA VICUÑA, Aquiles - "Del caldero del Chaco".

NORTEAMERICANO
ZOOK, David H. - "La conducción de la guerra del Chaco".



CROQUIS Y MAPAS

N° 1 PITIANTUTA - JULIO 1932
N° 2 BOQUERÓN - SETIEMBRE 1932
N° 3 TOLEDO - MARZO 1933
N° 4 HERRERA - MAYO 1933
N° 5 NANAWA - JULIO 1933
N° 6 PAMPA GRANDE – POZO FAVORITO - SETIEMBRE 1933
N° 7 ZENTENO – GONDRA - DICIEMBRE 1933
N° 8 CAÑADA TARIJA - MARZO 1934
N° 9 STRONGEST - MAYO 1934
N° 10 EL CARMEN - NOVIEMBRE 1934
N° 11 PICUIBA-YRENDAGUÉ - DICIEMBRE 1934
N° 12 YBYBOBO - DICIEMBRE 1934
N° 13 PASAJE DEL PARAPITÍ - ABRIL 1935
N° 14 TRATADO DECOUD-QUIJARRO - 1879
N° 15 TRATADO ACEVAL-TAMAYO - 1887
N° 16 TRATADO BENÍTEZ-ICHAZO - 1894
N° 17 TRATADO SOLER-PINILLA - 1907
N° 18 PROPUESTA DE NEUTRALES - DIC. 1932
N° 19 RESULTADO DE LA GUERRA - JULIO  1938.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada