Recomendados

lunes, 27 de julio de 2009

ALEJANDRO SIENRA - LA GUERRA DEL CHACO SU CONDUCCIÓN ESTRATÉGICA

OBRA: “LA GUERRA DEL CHACO SU CONDUCCIÓN ESTRATÉGICA (POLÍTICO-MILITAR)”
por MAYOR DEM. ALEJANDRO SIENRA
Editado por la Dirección de Publicaciones de las FF.AA. de la Nación,
Asunción-Paraguay 1980 (300 páginas)
Declarada OBRA ÚTIL para los Señores Oficiales Generales, Superiores y
Subalternos de las Fuerzas Armadas de la Nación según Orden General Nº 69
**/**
Podrá ampliar la información sobre ALEJANDRO SIENRA en:
http://www.portalguarani.com/autores_detalles.php?id=849
Consultas: info@portalguarani.com
**/**
INTRODUCCION
** Le mentalidad guerrerista de Bolivia provocó la Guerra del Chaco en circunstancias en que el Paraguay no estaba preparado para enfrentar un evento de esa naturaleza. Sin embargo los dirigentes bolivianos fueron sorprendidos por el genio creador del entonces Tte. Coronel José Félix Estigarribia y por las condiciones superiores para la lucha del soldado paraguayo.
** Obviamente Estigarribia que desde el comienzo hasta finalizar la guerra fue el Comandante en Jefe del ejército en operaciones, encontró en las virtudes del soldado la conjunción necesaria e indispensable para convertir los éxitos paraguayos iniciales en sorpresa que los bolivianos no pudieron reparar por el resto de la campaña.
** Así se pudo superar las dificultades latentes en el terreno psicológico, político y militar.
** En el capítulo I trato de demostrar todas las carencias que el Paraguay necesitó superar, primero para detener el empuje de las fuerzas bolivianas que aparentemente se presentaban ante el Paraguay y el resto del mundo como seguros vencedores.
** Nuestras sucesivas victorias causaron admiración al mundo entero y estupor al pueblo boliviano. Nadie comprendía lo que entonces estaba ocurriendo en el territorio desértico del Chaco. La sorpresa de que fueron objeto los bolivianos se mantuvo latente durante los tres años de guerra, esto es lo que me propongo explicar en el lenguaje escueto del soldado.
** Nuestro Comandante en Jefe en sus concepciones estratégicas jamás se mostró insaciable, por el contrario supo regular el esfuerzo estratégico operativo a las limitaciones de nuestros medios.
** Los dos aspectos referidos fueron la parte sustancial de las operaciones que serán analizadas a través de las distintas batallas.
** En cuanto a la conducción política, el autor sostiene profundas reservas en razón de que el Poder Político se mantuvo remiso para enfrentar con decisión los graves problemas que aparecían corno inevitables.
** Durante el desarrollo de los acontecimientos nos encontramos con que las medidas de previsión de largo alcance no estaban previstas, tampoco se disponían de soluciones adecuadas para afrontar la crisis.
Estigarribia con los escasos medios con que contaba tornó las medidas pertinentes para adelantarse al adversario en el choque inicial de las operaciones.
** Nuestro joven Cmdte. en Jefe urgía al gobierno el envío de todos los medios necesarios para que nuestro ejército improvisado se pusiera en condiciones de dar el primer golpe al adversario. Así y todo nuestros gobernantes no interpretaban la gravedad del momento que iba a enfrentar el país en el terreno de las realizaciones y por el contrario no comprendían que la guerra no es un problema unilateral, es acción y reacción donde los contendores buscan ganar posiciones para asestar sus golpes destructivos. Esto es lo que hizo el entonces Tte. Cnel. Estigarribia.
** También existía en el ambiente general del gobierno conciencia de que el pleito con Bolivia encontraría solución a través ele una acción diplomática, la filosofía practicada consistía en transitar por esa senda.
** Ni la fundación de nuevos fortines bolivianos en el Chaco ni la muerte alevosa de los Ttes. Rojas Silva y Figari Riquelme hicieron reaccionar al gobierno, por el contrario se persistía en la placidez provocada por un problema psicológico de que a Bolivia no se la podía vencer.
** En el pleito con Bolivia el Paraguay sostenía el principio de la definición de límites, porque los títulos sobre el Chaco y los tratados suscritos con Brasil y Argentina y el reconocimiento del arbitraje del Presidente Hayes enseñaba ese camino, en cambio Bolivia hacía una cuestión territorial y a medida que aumentaba sus preparativos para la guerra sus exigencias eran mayores y cuando creyeron que todo estaba a punto para liquidar el problema, desencadenaron la guerra sin tener en cuenta los factores imponderables que siempre inciden en forma terminante en la suerte de una empresa de ese carácter.
** Bolivia jugó en el Chaco una posibilidad, el Paraguay su existencia.
** "Con el Chaco o sin él, Bolivia seguirá siendo un país del Altiplano, tributario del Pacífico. El Paraguay sin el Chaco, será un cuerpo mutilado, una nación repartida, un territorio amputado de su natural complemento". (Justo Pastor Benítez, "Bajo el Signo de Marte").
** "Quisiera ayudar con este libro a arrumbar a un lado los prejuicio falsos y la concepción unilateral con que se intenta plantear los problemas".
** La paz entre los pueblos no se puede establecer si no existe una convicción íntima y para ello es necesario establecer también una comprensión objetiva.
** Nadie, y menos Bolivia deberá engañarse sobre las condiciones harto deficientes con que el Paraguay enfrentó la campaña del Chaco.
** Lo único positivo de que disponía el país era la mística que cobijó en su alma el soldado paraguayo, que lo hizo invencible, en su coraje, en su audacia y en su gran resistencia física y moral. El pueblo paraguayo no vaciló en destruir a los invasores, evitando así su presencia sobre la ribera del río Paraguay. Los historiadores bolivianos, por su parte deberán investigar los errores en que incurrieron al provocar una guerra tan injusta como innecesaria.
** Las fábricas tanineras, -sobre esta explotación me extenderé cuando trate el plan político o plan de guerra- constituyeron fuentes de trabajo y de cierta riqueza para el Estado paraguayo. Por otra parte, la tercera zona se hallaba poblada por establecimientos ganaderos muy importantes.
** En los últimos años que precedieron a la guerra se afincaron Colonias Mennonitas que labraron la tierra llevando sus producciones al mercado interno e internacional.
** En el gobierno del Presidente Stroessner, uno de esos asientos agrícolas se convirtió en ciudad próspera que es orgullo del Chaco y de todo el Paraguay.
** El sacrificio de nuestros gloriosos muertos y heridos fertilizaron con su sangre lo que hasta entonces era un territorio desértico.
** El Chaco no fue poblado con un sentido de mayor profundidad porque carecíamos de mayor capacidad demográfica, la guerra de la Triple Alianza había terminado con todo. Tampoco el Estado podía brindar sino en forma relativa, una seguridad a los pobladores del mencionado territorio. Por otra parte, la familia paraguaya se encontraba devorada por sus luchas intestinas.
** El panorama interno hasta 1924 resultaba sombrío. En medio de tantas tinieblas aparece un rayo de luz a través de Eligio Ayala, que supo elevar como gobernante sus puntos de mira y con los recursos obtenidos de una administración austera, se hicieron las primeras y únicas adquisiciones de material bélico que sólo alcanzaba para cubrir el 10% del personal movilizable. Eligio Ayala ejerció el poder muy poco tiempo, murió trágicamente.
** El Paraguay perdió con él una esperanza. Los armamentos y municiones que necesitábamos fueron obtenidos en los ricos parques de guerra bolivianos.
** Eligio Ayala fue Presidente hasta 1928. Desempeñó luego el Ministerio de Hacienda en el gobierno que lo sucedió Después de su muerte, nuevamente el gobierno abandonó la organización de la Defensa Nacional. El Mariscal Estigarribia en una de sus conferencias de la Escuela de Guerra del Uruguay manifestó: "El Paraguay después de la guerra de la Triple Alianza tuvo muchos gobiernos infelices y desgraciados, pero ninguno como el que actuó hasta 1932, ya que después de la muerte del Ministro de Hacienda, se volvió nuevamente a fojas cero". Sin embargo nada se dice de todo esto y otras cosas en sus Memorias, posiblemente después de la muerte del Mariscal fueron modificados algunos conceptos en favor del Poder Político que gobernó al Paraguay. Muchos documentos fueron modificados algunos conceptos a favor del Poder Político que gobernó al Paraguay. Muchos documentos eran comprometedores para los conductores políticos de la guerra.
** Haré una pequeña acotación referente a este punto. Después de las sabias conferencias que dictó en la Escuela de Guerra del Uruguay por espacio de un año, un día, al finalizar una de sus clases me aproximé para felicitarlo por la brillantez de su exposición.
** El Mariscal me dijo: "Sienra, este legajo que Ud. ve en esta carpeta, son mis Memorias, que están escritas y serán publicadas sin ningún tipo de variación, ni en su forma literaria ni en sus conceptos profesionales".
** Los conceptos del libro del Capitán David R. Zook Jr., se asemejan bastante a los que emitió el Mariscal en sus citadas conferencias. Sin embargo, tampoco se hace mención alguna sobre dos documentos muy importantes intercambiados entre el entonces Gral. Estigarribia y el Presidente Ayala, que encierran los secretos más trascendentes de la Batalla de Zenteno.
** Así se daba, con este tipo de omisiones, una mano al Poder Político de la época. Detrás de todo esto aparece la intervención sagaz del político que desnaturaliza en su esencia la historia de un acontecimiento tan sagrado, como fue en su sacrificio la Guerra del Chaco.
** Trataremos de aclarar los hechos a las futuras generaciones, dando de ellos una versión veraz y objetiva, para que a través de los acontecimientos más trascendentes logremos recrear la real historia de la Guerra del Chaco.
** Entiendo que nadie tiene derecho a confundir a la opinión pública en forma maliciosamente interesada o realizando proselitismo político.
** La historia de la Guerra del Chaco es la historia del pueblo paraguayo. Yo no me creo dueño de la verdad, pero no vacilaré en manifestar o repetir como testigo, como único testigo paraguayo, la opinión política y militar que le mereció la Guerra del Chaco en el plano de la conducción, y que fuera expuesta durante un año en la Escuela Superior de Guerra del Uruguay por el Mariscal Estigarribia.
** Los que manejaron sus memorias no tenían derecho a seleccionar y alterar por razones de conveniencia o inconveniencia, documentos tan importantes en aspectos relacionados con el desenlace de la Guerra del Chaco. En el Cuadro Político de la Batalla de Zenteno hago una relación comentada sobre los documentos no publicados.
** Bolivia no se daba tregua al hacer alarde de su poderío militar. En un primer momento tuvo su efecto psicológico en el pueblo paraguayo. Bolivia se adelantó al Paraguay en su propaganda política que es una forma de acción muy eficaz. El Senador Francés Leo Hamon en su libro "Estrategia contra la Guerra" dice: "La propaganda política es otra forma de acción eficaz. Siempre que uno de los antagonistas se adelanta al otro movilizando el arma de la propaganda cobra una ventaja sustancial. Así invadió Hitler, sin combate, antes de 1940, varios países Centro Europeos, y así debilitó considerablemente a Francia en 1940. En 1945, la U.R.S.S. desencadena una campaña contra el arma atómica que ella no poseía para hacer imposible su uso al que ya la tenía".
** El Paraguay no se prestó al juego de la propaganda, pese a estar disminuido psicológicamente como consecuencia de la Triple Alianza y por el contrario en 1928 arremete contra el Fortín Vanguardia creado clandestinamente en el sector de Bahía Negra; ese resultado victorioso hizo renacer en el pueblo paraguayo su fe ganando la calle para solicitar al gobierno armas para la defensa del Chaco.
** A partir de ese momento en el Paraguay se produce la movilización moral permanente.
** Los intrusos moradores que pululaban a lo largo y lo ancho del Chaco no tardarían en ser detenidos, porque la generación de los jóvenes civiles y militares, presionaban sin descanso sobre el Poder Político para que radicalizara una conducta acorde con la gravedad del momento.
** Políticamente el país seguía muy dividido, pero existía conciencia de que en el momento oportuno coincidiría todo el Paraguay en el esfuerzo que se realizara para la expulsión de Bolivia de nuestra tierra.
** Ese momento llegó cuando se produjo la Unión Nacional, que nuevamente reverdece con fuerza en el actual gobierno de la República, porque el paraguayo siempre permanece unido, en el Altar de la Patria donde se conjugan permanentemente los más altos intereses de la nacionalidad. En ese juego no está ni estarán jamás los que actúan inspirados en sistemas ideológicos que nada tienen que ver con nuestro estilo tradicional de vida.
** Económicamente, el Paraguay no disponía de base como para emprender una guerra, pero el desarrollo de los acontecimientos se precipitó a un ritmo vertiginoso.
** Con lo que contábamos, el Tte. Cnel. Estigarribia tenía la seguridad de que haríamos pie en la conquista del primer objetivo estratégico.
** Esa prédica la practicó y difundió entre sus jefes y oficiales con guarnición en Puerto Casado, Casanillo, Pozo Azul e Isla Poí.
** Estigarribia siempre confió en la capacidad y patriotismo de su pueblo. Cuando la movilización, 1928, pronunció un discurso frente a una manifestación patriótica en Concepción. Entre las cosas que recuerdo, dijo que acababa de regresar de Europa, que había conocido muchos pueblos y la historia militar de los mismos, y que él pensaba que el soldado paraguayo era uno de los mejores del mundo. Los acontecimientos ya se encargarán, agregaba, de confirmar este aserto.
** Durante el Gobierno del Dr. Guggiari estallaron conflictos estudiantiles y el ejército, que hasta entonces había permanecido al margen de los acontecimientos políticos, empezó a inquietarse por el abandono en que el país se encontraba en lo que tenía que ver con la organización de la Defensa Nacional. Bolivia en cambio, se encontraba filosófica y militarmente muy bien preparada para hacer la guerra -Gral. Kundt mediante- a un país que hasta entonces se estaba esforzando para encontrar una salida a toda la secuela que nos había legado la Triple Alianza.
** En el aspecto militar la situación tampoco era nada alentadora.
** No deseo incurrir en exageraciones al afirmar que en Boquerón gran parte de nuestra reserva llegaba sin fusiles. En Saavedra, después del 10 de noviembre, llegó un regimiento recién formado que no contaba con una sola arma automática, pero ahí estaban los Regimientos "Corrales" y "2 de Mayo" atestados de armas automáticas tomadas al adversario en los combates de Arce y en las acciones del 5 al 10 de noviembre en los cañadones del Fortín Saavedra.
** En el acto se le suministró a la citada unidad más de 40 armas automáticas bolivianas. Tanto era el desequilibrio entre los dos ejércitos que para tener el lector una idea, se podrá establecer que por cada veinte aviones Curtis que sobrevolaban en el cielo del Chaco, lo hacía un Potez o un Wibault paraguayo, suficiente para lograr importantes referencias tácticas.
** Las referencias estratégicas que obteníamos por las cartas bolivianas que caían en nuestro poder o por las declaraciones de los prisioneros, eran confirmadas posteriormente por los vuelos suicidas de nuestras pesadas máquinas que sólo desarrollaban una velocidad de 165 kilómetros por hora.
** Después de tres años de guerra llegamos a la ribera del histórico río Parapití, nuestro límite natural. Allende el río se observaban las primeras estribaciones de los Andes, límite natural de Bolivia. Ello no fue obstáculo para invadir Bolivia y conquistar la ciudad de Charagua.
** Poco después y cuando íbamos a asestar el golpe de gracia a Bolivia se establece el cese del fuego.
** Se produce el abrazo fraterno entre dos pueblos que poco se conocían.
** Así se dio término a la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada